martes, 3 de marzo de 2015

Pensamiento versus Comunicación Manipulada



Eramis Cruz



Eramis Cruz

A veces yo me pregunto como Facundo Cabral ¿por qué me pregunto tanto? Dicen los expertos que estamos en la época de la información, no del pensamiento, algo muy trágico de ser cierto, pero tenga por su seguro que información es lo menos que tenemos. Una cosa es saber someramente lo que ocurre y otra muy distinta es saber a conciencia: QUE O QUIEN, CUANDO, PORQUE, DONDE Y COMO. Cuando la comunicación es manipulada, no cumple con el propósito de informar, sino todo lo contrario.
Unos de los graves problemas que confronta la sociedad, es que dos de los medios más importantes en el mundo, la radio y la televisión, son considerados en la mayoría de los países, como medio para el entretenimiento. Bajo ese calificativo y haciendo uso de la libertad de prensa, ocultan la imposición sobre la población de la tesis de sistema económico y político.

Una mayoría de la población actualmente usa las paginas sociales para comunicarse, pero estas son insuficientes, ya que están plagadas de gente que no tiene un mínimo de conocimiento sobre técnica de comunicación, además versan mayormente sobre asuntos personales. Podemos ver que muchas de las discusiones en las páginas sociales como Facebook, son breves y sin profundidad en temática alguna. La gente quiere ver no decir ni que le digan. Otros de los problemas que influye en la comunicación denominada digital, es que muchos líderes y profesionales aun no las usan para expresar sus criterios y mantener sus discusiones como lo harían en un programa de televisión.

No es común que inclusive muchos promotores sociales suban fotos a la paginas sociales de eventos y actividades sin informar al usuario de que se trataba, cuál era el propósito y qué se logró con ello, inclusive en qué medida el usuario tiene que ver, podría ayudar o está relacionado con lo que se trata de comunicar.
Tal vez nada cambiará, en esta dirección, pero tarde o temprano, se demandaran algunos correctivos o redirección de todo este proceso que ha venido degenerando bajo una política que no tiene otro propósito que convertirnos en robots útiles para el consumo y asimiladores de una comunicación manipulada por las grandes empresas que tienen arrinconados a nuestros países para que obedezcan a sus macabros propósitos de hacerse cada vez más ricos dejando a la gente cada vez más pobre. Para eso necesitan decir y hacer creer que estamos en la época de la información no en la del pensamiento. Para ellos cuentan con el apoyo de los núcleos de capitalistas de mentalidad colonialista en las naciones bajo control. Todo eso como si fuera poco ¿No?

Uno se pregunta cómo instituciones, como las iglesias, partidos políticos de avanzada, líderes reconocidos por sus posiciones en décadas pasadas parecen acomodarse a esta corriente del modelo neoliberal. Pero más que ellos y ellas, cómo la juventud o las nuevas generaciones se convierten en usuarios y asalariados, sin expresar preocupaciones por cambiar la regla del juego, si toman en cuenta que son a quienes más les concierne ya que son los dueños del porvenir.
La única explicación es que estamos avanzando hacia un nuevo sistema de esclavitud en el que el factor más importante es la manipulación y la imposición del pensamiento único de minorías que monopolizan la tecnología como en las películas de ciencia ficción, mientras muchos hombres y mujeres que se afanan por la supervivencia veran sus sueños convertidos en pesadillas. ¡Despertemos que aún estamos a tiempo!

Es mejor precaver que tener que lamentar

Estar atento, caminar de prisa, transmitir que vas para algún lado, son ingredientes para evitar ser víctima del crimen callejero. Los ...