Inquietudes, Conocimiento y Experiencias. Una publicación Aceda - Eramis Cruz *******

lunes, 27 de junio de 2011

El Email Cumple 40 Años

Fuente: Periodico El Jaya: http://www.eljaya.com/201106-1/26-email.php

Internet. Han pasado ya 40 años desde su nacimiento y, durante este tiempo, el correo electrónico o email se ha convertido en una utilidad indispensable en la comunicación moderna. La poderosa herramienta se coló en nuestra cotidianidad a mediados de los noventa, pero fue en 1971 que Ray Tomlinson, un ingeniero informático neoyorquino, pulsó el botón de envío por vez primera. Allí fue que se le ocurrió utilizar un símbolo, el @ (arroba), para unir el nombre del usuario y del servidor. La idea era utilizar un símbolo que estuviese en todos los teclados pero que no apareciera en los nombres propios de las personas o empresas ni de los servidores. La @ integraba perfectamente estas características y fue elegida por Tomlinson. Un año más tarde logró preparar un sistema para el intercambio informático entre universidades.
Las etapas principales de su desarrollo
Cinco años después de aquel primer envío, la Reina Isabel II de Inglaterra se convirtió en la primera jefa de estado en utilizar el servicio, que no sería bautizado como «email» hasta 1982, año en el que también se empleó por vez primera un «emoticono».
En 1997, Microsoft lanzó Outlook y adquirió Hotmail, el más popular de los servicios de correo en la época. La popularidad del nuevo juguete era tal que, antes de morir el siglo, el término «spam» hizo acto de presencia en el Oxford English Dictionary.
En 2007, gMail, el servicio de correo de Google, conquistó a los usuarios con su gigabyte de almacenamiento gratuito. Más de 13 millones de envíos electrónicos realizó el equipo de Barack Obama para las presidenciales de 2008.

http://www.eljaya.com/201106-1/26-email.php

domingo, 26 de junio de 2011

El tictac de las tijeras de Marino

Eramis Cruz

Escribir cartas familiares nunca me dio buen resultado, especialmente en aquellos tiempos de terrenos carentes de lluvia, para hacer un referente a las tormentosas relaciones familiares que para bien quedaron sepultadas en el olvido.

La pluma en mi mano es algo de lo que debo cuidarme aún cuando ha sido sustituida por el teclado.

Las pocas veces que escribí por una razón insólita no recibí repuesta debido a lo intricado del asunto y las implicaciones  de los cabos sueltos. En esta ocasión pretendí contestar un mensaje telegráfico de diez palabras en columna de periódico. Todos necesitamos una visión política del mundo como una condición necesaria para éxito en las relaciones humanas.
Hemos regresado al tiempo de los telegramas con la aparición de las redes sociales, esta vez se debe al exceso de facilitadores en los medios de comunicación. Una familia conectada desde diferentes ángulos de la geografía se mantiene al tanto del acontecer con el transcurrir de los días.
Después de varios años sin verla, una sobrina de ojos verdes y piel canela de reina oriental, me escribió diez palabras que decían: "mi tío, gusto de saber de ti ¿cómo has estado?". Su padre se llamaba Marino, un hombre vivaracho, de mirada esquiva y movimientos impredecibles. Pasó la vida casado con Espolégena, con quien procreó dos hombres y cinco mujeres de miradas cautivadoras.
Desde niño me sentí en deuda con Marino porque siempre fue cariñoso con nosotros, sobre todo, por la confianza que Ramona, madre, le tenía al solicitarle algunos favores ligeros. El se esmeraba en darnos un corte de pelo sin esperar nada a cambio. Siempre recuerdo el tictac de las tijeras en su mano experta y su conversación amena.

Fue después de ese evento recurrente que aprendí de la gente esa pregunta jocosa de "Quién te peló que las orejas te dejó". El padre de Cristina en mi memoria sigue siendo un personaje con el status suficiente para escribir un libro de género novelesco. Era de esa parte de la familia libre de rencores y resentimientos. Persona como Marino es lo que la gente llama con palabras llanas "una bella persona".
En su casa se respiraba aire fresco y muy limpio. De la cocina se escapaba un olor a leña ardiente. Uno no tenía tiempo para al aburrimiento observando las lagartijas u oyendo las aventuras ficticias o las narraciones inverosímiles. Siempre había una historia para contar y los nombres de la gente denotaban la simbología de la personalidad, no importaba si en cambio se usaba el apodo, el efecto era el mismo.
Mi tiempo de oro en la familia fue el de la niñez, de hombre siempre he sido el gran ausente, me sentí así, y mi entorno familiar no tiene sentido sin los espacios de ausencia, me hubiese gustado estar allí la noche que murió el eje familiar, pero no estuve, no estuve el día que murió Ramona, ni el día que la muerte llamó a la madre de cristina, ni el día que llamó a su abuela Mambó, ni a Luisa, ni a Rosa, ni a Papo, ni a Papito, igual suerte tuve con Maruca. La excepción fue la dama centaura, la vieja Julia. El día que murió la abuela Yoyo yo vivía en la capital, y me llegó la noticia como si yo hubiese estado en Egipto de vacaciones, fue como el telegrama del día después. Las tumbas de nuestros familiares son como puntos de luces en el universo. Una tumba no tiene otro destino que el olvido.
Con el viejo Polo tuve tiempo para charlar en aquella enramada bajo la sombra de  los naranjos en su amplio patio de su casa campestre, allí con el hedor de las pocilgas, y lo vi como siempre, con su parsimonia reservada al silencio y la armonía de los cacaotales. Ahí estaba en compañía de su única mujer, esperó a Luisa unos años para verla de nuevo según los preceptos de la fe. Fue también mi última conversación con ella sobre nimiedades de la vida.
Tengo el crédito de ser el primer emigrante de la familia y es ahí donde radica la ignorancia de un protocolo sin aplicación en los momentos trágicos e inevitables. Y es que en nuestros países tropicales a la gente la entierran tan pronto como se muere, sin permitir que las flores se marchiten.
Siempre viví convencido de que en nuestra familia Luis López era el único con una educación real, era aquel con un criterio universal y apegado a las leyes naturales y metafísica, fuera de él no conocí a más nadie con tan distinguidos atributos. Luego llegamos los que hicimos un intento honesto, pero sin carácter filosófico ni actitudes políticas. De  él copiamos el orgullo, la prepotencia y esa actitud caótica de no dar la razón al otro. Pero dejamos de lado la virtud de conocer la marcha y tener camino por donde ir. Todavía vivo con la percepción de que en la familia soy el único que escribe y el único que ningún pariente lee, como profeta forastero, con la excepción de algunos condescendientes por la literatura y los libros, grandes ausentes de nuestro transcurrir por la vida de las imprecisiones.
Los años dejan el beneficio de un aprendizaje que restan los centros académicos. El mejor de todo es no culpar a los demás por lo que le pasa a uno, ellos no tienen la culpa. El silencio fue un enemigo en la familia, casi nos arruina la vida a todos, el eco de las palabras de los mayores fue como un crescendo en un hueco de un laberinto frondoso. El hombre era muy callado y reservaba su voz de trueno para hacer surcos sobre el tormento compartido y depositado en el subconsciente de la inocencia. Siempre me pareció que él fue el último de su linaje, después de él no hubo otro igual, nadie con su poder ni con su respeto, los demás fuimos sus parecidos, en algo físico y diferente ya que su interior fue cosa de su  dominio.

Le dije a Cristina que comparto el criterio de que “la vida es corta pero maravillosa”, una apreciación latente para ella que sabe sonreírle. La gente que camina por las calles y pasa indiferente a un semejante sin saber que anduvo cerca de un héroe o una heroína. Por eso es oportuno reafirmar que el que no respeta a su semejante no se respeta a sí mismo.

Fue sabio quien dijo que “los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”. En el ámbito personal podemos estar seguros de que aquel que no busca en su origen y raíces la razón de sus existencia está condenado a vivir un vacío ancestral con repercusiones en la manera de relacionarse con los demás y consigo mismo.

viernes, 24 de junio de 2011

Hablemos: Importancia del equilibrio

Eramis Cruz

Si estas en eso de “cogerlo suave” y te desliza por la reja del “no me importa un bledo” y respondes con vacuencias y evitas el esfuerzo productivo, ten mucho cuidado, puede ser que el futuro te pase la cuenta. Cuando uno se divierte en demasía, se distrae y descuida el costo de la diversión. Es simplemente un consejo, después de todo es tu vida, puedes hacer lo que quieras con ella. El equilibrio es un secreto poderoso.

Es la ley del equilibrio la que permite la construcción de los puentes colgantes más largos del mundo. Es el balance que permite las grandes estructuras permanecer desafiantes por siglos. Eso mismo hace en nosotros una vida equilibrada, física e intelectualmente. Fíjate lo que nos pasa cuando ganamos demasiado peso, nuestras funciones vitales se afectan y se nos hace más difícil escalar las montañas y nadar sobre agua profunda. Tenemos que hacer ejercicios y comer balanceado. ¡Si se puede!

Nuestro interior es como una caja de valores, si se deja abierta ser pierde su contenido, si se mantiene hermética no crece con nuevos depósitos. Lo peor que podemos hacer con ella es mantenerla vacía.

“Cierto día un piloto de guerra notó que traía ratas en su avión y roían las cuerdas de los paracaídas, y en lugar de bajar a la base, subió a mayor altura para que las ratas murieran por la presión”.

Esta es una ilustración que nos invita a volar alto y dejar debajo a los mediocres que solo se ocuparan de hacernos amarga la vida.

No todos los hijos tienen un alto consejo de su padre. El mío no fue el más perfecto, era duro y de difícil reír, pero no logro encontrar la razón por la que se ganó mi corazón, supongo que debe ser porque compartió su vida con nosotros, especialmente su peores tiempos. Los tiempos difíciles ensenan la superación.

Uno aprende a querer a la gente por sus defectos y por sus debilidades, una cosa es querer y otra es admirar, se admira el talento y la virtud, pero se quiere por una razón cualquiera, después de todo, se aprende más de lo que luce imperfecto que de lo que está perfectamente terminado, sin proceso aparente.

Ya no me gusta ver gente de rodillas, en ninguna parte, ni hablarle de sus pecados, no me gusta hablarle del infierno. Creo que aquel que ha sido condenado, inclusive por aquello de lo que ni culpa tiene, no vera la vida con la pintura original que le reviste de amor por la que nace, crece y se reproduce.

El agua en la frente para borrar el pecado, logra en cambio una errónea concepción de la grandeza de la existencia humana, luego obliga a dar un primer paso hacia un camino empantanado para borrar las más complejas de las paranoias. Lo que no está sucio no hay que limpiarlo, el inocente no hay razón para perdonarle. Las religiones son cosas de la mente del hombre desde los tiempos paganos.

Culparte por aquello que se te impuso hasta el abuso, no es justo. La culpabilidad es un instrumento utilizado por quienes humillan para mantener su estatus o su beneficio, y para el colmo suelen ser crueles.

Los niños son como esa caja de valores, dependerán de los que se deposita en ella. Aquí se explica lo que sucede en nuestro mundo, nosotros enseñamos hoy a los hombres y a las mujeres del mañana. Esas cajas descuidadas no podrán contener diamantes si en cambio lo que se arrojo a ellas fue el estiércol.

Somos capaces de dar giros de 360 grados, a eso se le llaman “cambio de dirección”. ¡Si se puede!

Eramis Cruz

lunes, 20 de junio de 2011

La opinión pública en las páginas sociales como Facebook

Eramis Cruz

Puedo decir con seguridad que he aprendido más de mis errores que de mis aciertos, a pesar de que con ambas he recibido agravios cada vez que, de alguna manera, han afectado alguna persona. No importa de quien se trate, un hermano, un amigo o un extraño, todos son iguales cuando se le dice una verdad. En general, la gente no suele ser condescendiente con la persona exitosa, sea por envidia o por competencia. Es común ver la cara de opresor o de autoritario en quien ocupa posición de poder o de privilegios sobre los demás. Esto nos puede suceder cuando ejercitamos algún medio con cierta habilidad, como decir ser escritor o periodista.

Algunos dicen que es mejor no meterse con nadie y cada cual viva su vida, pero esos que dicen cosas semejantes en la práctica suelen ser inconsecuentes con lo que dicen, la vida social es inevitable debido a la naturaleza del grupo, sea este en el vecindario o la familia. Y es que el chisme entretiene aunque como dicen “no mantiene”.

Con la apertura de los nuevos medios de comunicación social, mucha gente se ha volcado a la vida pública, expresando opiniones o simplemente publicando fotos sobre cuanto pasa en su vida, olvidando que al hacerlo se exponen ante los demás para ser juzgada o enjuiciada, es cuestión de opinión pública.

Es sabio aconsejar que si a usted no le gusta la vida pública, ni que se inmiscuyan en su vida privada o que la gente opine sobre sus asuntos personales, pues entonces está en la página equivocada, debería limitarse a los correos electrónicos o la comunicación por teléfonos celulares.

Parece simple comprender que resulte ingenuo pensar que a usted nada de los demás le afecta ni le importa, que usted solo vive su vida, entonces ¿qué hace exponiendo sus asuntos privados en las paginas sociales?

A modo de ejemplo, un álbum en una página social como Twitter o Facebook, es idéntico al álbum que contenía nuestras fotos y que se sacaba del armario cuando llegaba una visita, los álbumes digitales son completamente públicos, y la gente sabe cosas, investiga con curiosidad a perencejo y sutanejo.

Tal vez una página social como Facebook le resulte inocente y chévere, pues espere hasta que a usted le confronten en una corte. Dar una opinión es una cosa, aun sea sobre asuntos personales, y hacer una amenaza a alguien es otro cosa muy distinta.
Las páginas sociales son como los periódicos, usted se expone a la opinión pública, a los juicios de los demás, sobre asuntos como los criterios religiosos, políticos, de arte, y temas tan delicados como el racismo o situaciones como incurrir en hostigamiento (harassment).

Muchas personas pueden encontrar sus fotos algo atrevidas por asunto de pudor o moral y objetar su publicación, usted no puede ofenderse, usted las expuso a la opinión pública no solo para los buenos comentarios sino también para los comentarios negativos.

De la misma manera la opinión del público puede considerar, aun sean en páginas sociales como Twitter, que un comentario carezca de sensibilidad, también esto está sujeto a un asunto de opinión y usted se somete al juicio de los demás al expresarse.
Si usted quiere mantener algo de su vida como privado, entonces no lo exponga en Facebook ni en ninguna otra página social. Si usted ha comenzado una nueva relación amorosa, y no quiere que la gente lo sepa u opine al respecto, pues no lo exponga en páginas de opinión pública, al menos que usted pretenda no ser consecuente.

En caso de ser aludido u objetado por alguien, muchas personas pierden los estribos, especialmente si se trata de algún familiar o conocido, y se salen de los límites insultando y exagerando y refiriendo otros aspectos personales que nada tienen que ver con el tema en cuestión, entonces las cosas serán peores.

En las paginas sociales los amigos escriben mensajes cortos, en forma de dialogo o párrafos en los que no se obedece a reglas gramaticales ni técnica de redacción y por tan razón es fácil ser tomado fuera de contexto y ser mal interpretado por carecer de datos o investigación previa sobre sujeto, verbo y predicado. No hay tiempo ni espacio para el Qué, el Por qué, ni el Cuándo.

Algunos Estados ya están legislando para prohibir y de algún modo darle carácter jurídico al problema de cuando las cosas pasan de las palabras a la acción o simplemente se violan los derechos del otro amparado en la libertad de comunicación que brindan los nuevos medios digitales.

Pero debe tenerse claro que la Constituciones de la mayoría de los países garantizan la libre expresión del pensamiento, de manera que existe una amplia plataforma en la que la gente está amparada para expresar su opinión, independientemente de las consecuencias sociales para personas y grupos, lo bueno es que es un derecho para todos, sin excepción ni privilegio.

Para usar un medio de comunicación o de opinión publica existen técnicas muy definidas pero la mayoría de la gente suscrita a las paginas sociales no las conoce, no les interesa o simplemente es gente como uno, que dicen lo que sienten y hacen lo que ven como siempre fue Vicente que iba para donde va la gente.

Para medir las consecuencias de la vida pública en las paginas sociales el mejor ejemplo es el de Anthony Weiner, congresista estadounidense, obligado a renunciar a su cargo después de serios cuestionamientos públicos en relación a unas fotos suyas impropias dirigidas a varias mujeres usando Twitter. La carrera política de Weiner quedó por el momento destruida y su reputación en el piso.

Las opiniones públicas son como las canciones de los artistas, ellos no saben cuál del álbum se va a pegar ni cuál será la reacción del público. Siempre uno tiene que ser responsable de sus actos, y admitir si se equivoca, lo cual es lo más probable, según las reglas. Los que tenemos criterios sobre el arte de escribir y publicar tenemos otra manera de manejar estos asuntos, especialmente admitir que las palabras son un medio para comunicarse con la gente y la gente tiene el derecho a su libre opinión pública.

miércoles, 15 de junio de 2011

EEUU crea sistemas invisibles de acceso a Internet

Tomado de The New York Times











La diferencia entre una red local y otra bajo el diseño de la Internet en una maleta. Imagen: The New York Times


La administración Obama está liderando un esfuerzo global para crear una Internet a la “sombra” y sistemas de telefonía móvil utilizados por “disidentes” con el objetivo de minar gobiernos incómodos para Estados Unidos o acusados por la administración norteamericana de censurar o cerrar redes de telecomunicaciones, dijo este domingo The New York Times.

El esfuerzo incluye proyectos secretos para crear redes de telefonía independientes dentro de algunas naciones, además de una operación que parece salida de una novela de espionaje, cuya sede está en el quinto piso de una tienda en calle L en Washington, habitado por un grupo de jóvenes “intrépidos”, con apariencia de pertenecer a un “garage band”, quienes están creando hardware de apariencia inocente cuando en realidad se trata de un nuevo tipo de “internet en una maleta.”

Financiado con 2 millones de dólares del Departamento de Estado, el maletín podrá ser transportado por una frontera y rápidamente instalarse para permitir internet inalámbrica un área bastante grande, con un vínculo a la internet global.
El esfuerzo de EEUU, revelado en docenas de entrevistas, documentos oficiales y cables diplomáticos clasificados obtenidos por The New York Times, varía en escala, costo y sofisticación.

Algunos proyectos involucran tecnología que Estados Unidos esta desarrollando; otros agrupan herramientas ya creadas por “hackers” de un llamado movimiento libertario-tecnológico que se está difundiendo por el mundo.
El Departamento de Estado, por ejemplo, está financiando la creación de sigilosas redes inalámbricas que posibilitarían a las personas que designen Washington comunicarse fuera del alcance de los gobiernos en países como Irán, Siria y Libia, según los participantes en los proyectos.


Una maleta con los equipos suficientes para configurar una red autónoma, metropolitana, de Wi-Fi. La New America Foundation, un grupo de investigación no partidista, está desarrollando una red portátil, basada en WiFi, que podría ser trasladado por espías a países que EEUU considere sus enemigos o entregadas a grupos disidentes para crear redes independientes de una red administrada por gobierno locales. Foto: Philip Scott Andrews / The New York Times

Este uno de los esfuerzos más ambiciosos del gobierno de EEUU, han reconocido funcionarios estadounidenses. El Departamento de Estado y el Pentágono han gastado por lo menos $50 millones para crear un red celular independiente en Afganistán usando torres en bases militares protegidas en el país.

La intención, dice The New York Times, es contraponer la capacidad del Taliban para apagar los servicios oficiales afganos a voluntad.

La iniciativa de la administración de Obama es, en cierto sentido un nuevo frente en un intento diplomático de larga data para “defender la libertad de expresión y fomentar la democracia”, según la retórica oficial. Durante décadas, los Estados Unidos ha enviado a las emisiones de radio en países enemigos a través de la Voz de América y otros medios.

Según el diario, recientemente Washington ha apoyado el desarrollo de software que preservan el anonimato de los usuarios en lugares como China, y la formación de ciudadanos de países extranjeros que quieren pasar información conveniente a la política de los EEUU a través de la Internet sin ser descubiertos.

Pero la iniciativa más reciente de EEUU depende de la creación de vías totalmente separadas para la comunicación. Ha reunido una alianza extraordinaria de diplomáticos e ingenieros militares, de programadores jóvenes y disidentes en al menos una docena de países, “muchos de los cuales describen sus realidades con el nuevo enfoque, más fresco más audaz e inteligente y, sí, más genial”, afirma el diario.

A veces, el Departamento de Estado simplemente está tomando ventaja con los disidentes emprendedores que han encontrado maneras de burlar el control de sus gobiernos. Diplomáticos estadounidenses se reúnen con los operarios que han estado enterrando estos teléfonos celulares especiales para los disidentes de China en las colinas cerca de la frontera con Corea del Norte, donde pueden ser desenterrados y utilizados para hacer llamadas furtivas, de acuerdo con las entrevistas y los cables diplomáticos.

Las nuevas iniciativas que han encontrado como paladín a la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, cuyo departamento está encabezando el esfuerzo de Estados Unidos.

“Vemos más y más personas en todo el mundo a través de Internet, teléfonos móviles y otras tecnologías para hacer oír su voz como protesta contra la injusticia y trataremos de hacer realidad sus aspiraciones”, dijo la señora Clinton en una respuesta por correo electrónico a una consulta sobre el tema.

“Hay una oportunidad histórica para lograr un cambio positivo, cambio que Estados Unidos apoya”, dijo. “Así que estamos enfocados en ayudar a hacer eso, en ayudar a que hablen entre sí, a sus comunidades, a sus gobiernos y al mundo.”

Los desarrolladores advierten que las redes independientes vienen con desventajas: los gobiernos podría utilizar de vigilancia para localizar y arrestar a los “activistas” que utilizan la tecnología o, simplemente, capturan a los proveedores de hardware a través de la frontera. Pero otros creen que los riesgos se ven compensados por el impacto potencial.

“Vamos a construir una infraestructura separada, donde la tecnología es casi imposible de cerrar, controlar, o vigilar,” dijo Sascha Meinrath, quien encabeza “Internet en una maleta“, proyecto rector de la Iniciativa Tecnología Abierta de la New America Foundation, un grupo de investigación no partidista.

La Web Invisible

En un edificio de oficinas anónimas en la calle L, en Washington, cuatro personas, que en otros tiempos habrían sido improbables del Departamento de Estado se sentaron alrededor de una mesa. Josh Rey, con múltiples piercings en la oreja y una pulsera de cuero tachonado, aprendió por sí mismo de programación, mientras trabajaba como barman.

Thomas Gedeón era un hacker consumado. Dan Meredith, un entusiasta del polo, ayudó a las empresas a proteger sus secretos digitales. El Sr. es el decano del grupo con 37 años. Tiene una maestría en Psicología y ha ayudado a crear redes inalámbricas en las comunidades subatendidas en Detroit y Filadelfia.

El proyecto del “grupo maleta” se basará en una versión de “Red Inalámbrica Mesh”, una tecnología que puede transformar dispositivos de telefonía móvil o computadoras personales en una red invisible inalámbrica sin un hub centralizado. En otras palabras, voz, imagen o mensaje de correo electrónico puede saltar directamente entre los dispositivos inalámbricos modificados - cada uno en calidad de una célula de mini “torre”desde el teléfono - sin pasar por la red oficial.

El Sr. Meinrath dijo que en la maleta se incluyen pequeñas antenas inalámbricas, lo que podría aumentar el área de cobertura, un ordenador portátil para administrar el sistema, unidades flash y CD para difundir el software en otros dispositivos y cifrar las comunicaciones, y otros componentes como los cables Ethernet.

El proyecto también contará con las novedades de Internet y desarrolladores independientes de telecomunicaciones, añade el diario.

“Lo interesante en este contexto político es que usted no puede controlarlo”, dijo Aaron Kaplan, experto en seguridad cibernética austriaco, cuyo trabajo será utilizado en el proyecto maleta. Kaplan ha establecido una “Red Inalámbrica Mesh” en pleno funcionamiento en Viena y asegura que estos sistemas han operado en Venezuela, Indonesia y otros lugares.

El Sr. Meinrath dijo que su equipo se centró en la instalación del sistema en una maleta de aspecto anodino, muy fácil de manipular y con un manual práctico que utiliza pictogramas.

Además de las iniciativas de la administración Obama, hay casi una docena de empresas independientes que también tienen como objetivo hacer posible que los usuarios no especializados emplean los dispositivos existentes, como ordenadores portátiles o teléfonos inteligentes para construir una red inalámbrica.

Una red Mesh se creó alrededor de Jalalabad, Afganistán, hace cinco años, utilizando la tecnología desarrollada en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

La creación de líneas simples de comunicación fuera de las oficiales es crucial, dijo Collin Anderson, investigador de lo que ellos han llamado “tecnología-libertadora”. Anderson tiene 26 años de edad, es Dakota del Norte y se ha especializado en Irán, donde el gobierno ha extendido la red , pero la cerró durante las protestas en 2009.
“No importa la capacidad que tengan los manifestantes para eludir el control de las redes locales. Si el gobierno reduce la posibilidad de acceso, no se puede subir videos a YouTube ni publicar anuncios en Facebook”, dijo Anderson. “Ellos necesitan formas alternativas de intercambio de información o formas alternativas para acceder fuera del país”.

Esa necesidad es tan urgente que los ciudadanos están encontrando sus propias formas de crear redes rudimentarias, y Estados Unidos aprovecha esta situación lógica del desarrollo de las tecnologías.

Yahyanejad Mehdi, un iraní expatriado y co-fundador de un popular sitio web en lengua persa, estima que casi la mitad de las personas que visitan el sitio desde el interior de Irán comparten archivos a través de Bluetooth - que es el más conocido en Occidente para el funcionamiento de teléfonos inalámbricos y similares.

En las sociedades “más cerradas”, sin embargo, Bluetooth se usa para transferir información discretamente - un vídeo, un número de tarjeta electrónica - directamente desde un teléfono móvil a otro.

El Sr. Yahyanejad aseguró que él y sus colegas de investigación también fueron designados para recibir financiación estatal del Departamento de Estado para un proyecto que modificaría Bluetooth y permitirá que un archivo que contiene, por ejemplo, un vídeo de un manifestante al ser golpeado, automáticamente saltaría de un teléfono a otro dentro de una “red de confianza” de los ciudadanos. El sistema sería más limitado que la maleta, pero sólo requeriría la modificación de un software en los teléfonos normales.

A finales de 2011, el Departamento de Estado habría gastado unos $ 70 millones en los esfuerzos de “evasión” y tecnologías relacionadas, según las cifras del Departamento.
La señora Clinton ha hecho de la libertad de Internet una de las causas más firmes. Pero el Departamento de Estado cuidadosamente ha intentado enmarcar su apoyo a libertad de expresión y los derechos humanos, no como una política destinada a desestabilizar a los gobiernos enemigos de Estados Unidos.

Esta distinción es difícil de mantener, dijo Clay Shirky, profesor asistente en la Universidad de Nueva York que estudia la Internet y los medios de comunicación social. “No se puede decir, ‘Todo lo que queremos es que la gente diga lo que piensa, y no derribar los regímenes autocráticos’, porque (para el gobierno) ambos hechos son la misma cosa”, dijo Shirky.

Añadió que los Estados Unidos podrían exponerse a acusaciones de hipocresía si el Departamento de Estado mantiene su apoyo, tácito o no, a los gobiernos autocráticos en países como Arabia Saudí o Bahrein, mientras el despliegue de estas tecnologías muy probablemente les son también perjudiciales.

La sombra del sistema móvil

En febrero de 2009, Richard C. Holbrooke, y el teniente general John R. Allen hacían un tour en helicóptero sobre el sur de Afganistán para obtener una vista panorámica de las torres de teléfonos celulares de la zona, de acuerdo con dos funcionarios que también iban en el vuelo. Para entonces, millones de afganos estaban usando teléfonos celulares, en comparación con unos pocos miles de después de la invasión de 2001. Eran torres de telefonía construidas por empresas privadas que habían emergido por todo el país.

Los Estados Unidos habían promovido entonces la red en Afganistán como una forma de cultivar la buena voluntad y alentar a las empresas locales en un país que de otra manera parecía que no había cambiado mucho en siglos.

Sólo había un problema, le dijo el general Allen al Sr. Holbrooke, que sólo semanas antes había sido nombrado enviado especial para la región. Con una combinación de amenazas a funcionarios de la compañías de teléfono y los ataques a las torres, los talibanes fueron capaces de cerrar la red principal en el campo prácticamente a voluntad.

Los residentes locales informan de que las redes están a menudo fuera de servicio desde las 6 pm hasta las 6 de la mañana, presumiblemente para permitir que los talibanes lleven a cabo operaciones sin ser denunciados ante las fuerzas de seguridad.
El Pentágono y el Departamento de Estado no tardaron en colaborar en el proyecto de construir una “sombra”, es decir, un sistema propio de telefonía móvil en un país donde el control sobre la red gubernamental afgana la ejercen las “fuerzas enemigas” para EEUU.

Los detalles de esta red, que el militar ha llamado el proyecto Palisades, son escasos, pero actuales y ex funcionarios militares y civiles dijeron a The New York Times que esta se basó en parte en las torres de celulares colocadas dentro del área protegida de las bases estadounidenses. Una gran torre en la base aérea de Kandahar, sirve como estación base o punto de recogida de datos para la red, dijeron las autoridades.

Un alto funcionario de Estados Unidos dijo que las torres estaban a punto de estar lista y funcionando en el sur y describió el esfuerzo como una especie de sistema 911 que estará disponible para cualquier persona con un teléfono celular.

Al cierre del servicio de telefonía celular había sido para los talibanes una potente herramienta estratégica en su lucha asimétrica contra las fuerzas de seguridad estadounidenses y afganas.

Es ampliamente conocido que EEUU utiliza las redes de teléfonos móviles en Afganistán, Iraq y otros países para la recopilación de datos de inteligencia. Y la capacidad de silencio en la red también fue un poderoso recordatorio para la población local de que los talibanes mantuvieron el control sobre algunos de los órganos más vitales de la nación.

Cuando se le preguntó sobre el sistema, el teniente coronel John Dorrian, portavoz Fuerza Internacional de Asistencia de los Estados Unidos, o de la ISAF, se limitó a confirmar la existencia de un proyecto para crear lo que llamó un “servicio de comunicación celular expedicionaria” en Afganistán . Dijo que el proyecto se está llevando a cabo en colaboración con el gobierno afgano con el fin de “restaurar el acceso las 24 horas durante los siete días a los celulares.”

“Hasta el momento el programa no está en pleno funcionamiento, por lo que sería prematuro entrar en detalles”, dijo el coronel Dorrian.

El coronel se negó a dar las cifras de los costos. Las estimaciones de los funcionarios estadounidenses militares y civiles variaron ampliamente, desde US $50 millones a $ 250 millones. Un alto funcionario dijo que las autoridades afganas, que se deben hacerse cargo de las bases estadounidenses cuando las tropas se retiren, han insistido en mantener un elaborado sistema de comunicaciones.

Amplio esfuerzo subversivo

En mayo de 2009, un desertor de Corea del Norte llamada Kim se reunió con funcionarios en el Consulado Americano en Shenyang, una ciudad china a unos 120 kilómetros de Corea del Norte, según un cable diplomático. Los funcionarios querían saber cómo el Sr. Kim, que participó activamente en contrabandos fuera del país, se comunicó a través de la frontera.

“Kim no entró mucho en detalle”, dice el cable, pero no dejó de mencionar el enterramiento de los teléfonos móviles chinos “en las laderas de las montañas que luego las personas iban a cavar por las noches.” Dijo Kim Dandong que en los alrededores de la provincia de Jilin (China) “eran naturales los puntos de encuentro para la comunicación móvil transfronteriza y como lugares de reunión”.

“Los teléfonos celulares son capaces de captar señales de las torres en China”, aseguró Liu Libby, director de Radio Free Asia, emisora financiada por el gobierno de los Estados Unidos, y dijo que su organización utiliza las llamadas para recopilar información para las emisiones.

El hecho, en el país más cerrado del mundo, indica cuántos actores independientes participan en las actividades subversivas.

A los geeks de la calle L en Washington y los ingenieros militares en Afganistán, les resulta atractivo participar en desarrollos tecnológicos para una comunicación abierta.
En una charla con un periodista del Times a través de Facebook, Malik Ibrahim Sahad, hijo de disidentes libios que en gran medida se crió en los suburbios de Virginia, dijo que estaba facilitando el acceso a la Internet usando una conexión vía satélite comercial en Bengasi.

“Internet es de extrema precariedad aquí”, escribió Sahad, que nunca había estado en Libia antes del levantamiento y ahora está allá trabajando en apoyo a los grupos antigubernamentales. Aún así, dijo: “No creo que esta revolución podría haber tenido lugar sin la existencia de la World Wide Web.”

sábado, 11 de junio de 2011

El español como Idioma de migrantes

Eramis Cruz

Resulta que sugerir hablar español para algunos hijos de inmigrantes de segunda y tercera generación resulta ser un tema hasta sensible, esto a pesar de lo mucho que se ha discutido el asunto. Especialmente para aquellos que caen en la definición de “asimilados en los Estados Unidos”, una terminología que puede tener connotaciones relativas. Nadie contradice que desde hace mucho tiempo hablar un segundo idioma es una ventaja de grandes beneficios en el mundo profesional y en la formación cultural y académica de una persona, no necesariamente un inmigrante.

Es paradójico que para los adultos emigrantes aprender el idioma del país que les acepta sea un sacrificio, mientras que para sus hijos y descendientes resulte un desperdicio dominar a cabalidad el idioma de sus padres. Un esfuerzo de superación es un imperativo necesario para romper las barreras y las limitaciones que troncan el crecimiento físico e intelectual.

Hay que definir cual idioma se considera segundo y cual se considera primero. Yo creo que el primer idioma debe ser el de la familia, el segundo idioma es aquel que se aprende como una necesidad del medio o del nuevo país al que se ha migrado, y esto los padres deben pasarlo a los hijos e hijas. Mucha gente podría no estar de acuerdo con este concepto, pero lo que sucede es que hay demasiadas razones para hacer del idioma paterno o familiar o del país de origen el principal idioma, ninguna persona puede vivir íntegramente sin las raíces de su pasado, sería como un árbol sin sus raíces, termina secándose o no será un árbol fuerte y funcional.

La seriedad de no hablar o conocer el idioma original para los niños y niñas inmigrantes o hijos de inmigrantes es como aquellas enfermedades que están en el cuerpo pero no se manifiestan con síntomas algunos, pero termina limitando la función física e intelectual. Pero una cosa es lo que se cree y otra cosa es la experiencia en la vida real, y como enfatizaba el político y escritor intelectual Juan Bosch, “hay cosas que no se ven que son más importantes que las que se ven”.

Debemos reconocer que esto ha cambiado un poco, hay muchos padres hoy que lo entienden muy bien e inculcan a sus hijos e hijas hablar el idioma de su familia, no como una necesidad ni una obligación sino como algo con tanto sentido como comer o bañarse. El mejor ejemplo en este respecto son los judíos desde tiempos inmemoriales, y quien puede discutir su progreso y la integración en torno a sus creencias, su idioma y filosofía política. Esto es lo que da razón a al modo de sobrevivencia de los judíos, claro que  ellos vienen y van mucho más lejos que nosotros en este respecto.

Para los inmigrantes más pobres, venir a este país, usted o sus ancestros, probablemente no fue como venir de vacaciones. La mayoría venimos por las mismas razones, incluyendo los otros grupos que vinieron primero que nosotros, excepto los indios de América.

El Acento se constituye en países como Estados Unidos en una categoría de discriminación y hay muchos que no quieren mostrar acento cuando hablan el inglés y creen que el modo de evitarlo es no hablando español, no lo dicen pero lo muestran.

Cuando yo vine a Estados Unidos hace 33 años, lo hice a Nueva York porque en Washington Hights estaba la gente que conocía mejor, mi peor acento fue no poder comunicarme o ser entendido en Inglés con estilo y elegancia, no podía ser sofisticado como los demás, a veces rudos, insensibles y carentes de sensibilidad, para más ilustración pregúntenle a su padres sobre hablar con acento, pero es mucho más que no hablar el idioma en absoluto, aunque uno sea discriminado simplemente por eso en un lugar que podría ser pérfido como Nueva York.

Durante el tiempo que trabajé para el Departamento de Sanidad de la Ciudad de Nueva York, me di cuenta lo que significaba hablar con acento o sufrir de proficiencia insuficiente. A pesar de que obtuve un cien en mi clase de Ciencia Policiaca cuando tomé entrenamiento en la Academia de Policía luego que comencé a trabajar como policía civil (trabajo administrativa o clerical), escribiendo, hablando, y leyendo con acento, puedo decir, “si se puede”. Fui asignado a trabajar en la Unidad de Policía Montada (a caballo), una de las elites de mayor prestigio de la policía neoyorquina, allí no te permiten usar correctores para corregir errores de escritura, en el caso que escribas o hables con acento, pienses con acento, inclusive si usted come con “Sazón Goya en el mangood”, para ser irónico.

¿Si, quien me puede decir de hablar con acento, de no hablar ningún ingle? Especialmente cuando veinte años atrás había que tomar una entrevista de trabajo con ese factor en contra de uno, cuando se compite con Americanos considerados nos solo blanco sino neto. Actualmente yo trabajo para un Departamento de Igualdad de Oportunidades, allí se dice que el que habla con acento es porque habla un segundo idioma, una gran ventaja, pero yo diría es porque habla un idioma número uno.

 Estos son los miedos de los padres, quieren evitarles este panorama nublado a sus hijos e hijas, pero no es más que una falsa idea , ellos cuentan con un mundo completamente diferente, hablando y escribiendo español aparte del inglés, suman en su beneficio, no restan en su perjuicio. Las dificultades confrontadas por el inmigrante de primera generación en su familia son con el idioma inglés, no hay razón para transferirlas al idioma español, por no decir traducirla de manera negativa a sus relacionados y descendientes.

Muchos en Estados Unidos olvidamos que los inmigrantes en países como España sufren dificultades por el acento y los dialectos a pesar de que tradicionalmente le llaman “la madre patria” y que hablar el castellano manifiesta repercusiones sociales que pasan disfrazadas para convertirse en factor discriminatorio.

Discriminar por el acento es ilegal actualmente, si el acento no incide en la habilidad requerida para ejecutar la función de que se trate, como en el caso de un empleo. Uno se da cuenta que todo el mundo tiene un tipo de acento, el británico en los Estados Unidos, y el estadounidense en Inglaterra. El acento de los rusos es tan notable como el de los hispanos, pero ellos tal vez tangan menos inseguridad por razones obvias a los estudios sociales de los fenómenos migratorios.

Si miramos este referente desde un punto vista más crítico, se trata de un problema mucho más complejo cuando el acento o el idioma se usan para clasificar la gente y arrinconarle en ciertos estereotipos, la condicion económica, país de origen, raza, religión y hasta cultura. Esto es sin hablar de los medios de comunicación ni de las empresas envueltas en la industria del entretenimiento audiovisual.

No podemos negar que la necesidad de éxito económico, académico e inserción en el medio social y el manejo con habilidad de las coyunturas políticas y laborales son indispensables para el progreso como persona y como grupo, pero esto no contradice en nada usar un primer o segundo idioma como el español, al contrario, contribuye al hacer más fácil la consecución de esos propósitos esenciales o fundamentales.

Yo creo que cuando nuestras hijas e hijos refutan hablar en español es como sumergirse en un escenario  de negatividad donde se oculta la identidad y las raíces culturales, que siempre son inseparables de lo que fuimos en el pasado, de los que somos en el presente y proyectan con diafanidad las potencialidades del futuro como grupo étnico sujeto a condiciones alienantes derivadas de las bifurcaciones económicas, culturales y académicas con impacto en el determinante profesional. Démosle el lugar que le corresponde a cada fibra de nuestra descendencia, y no nos sintamos orgullosos De que “él o ella, sólo habla Inglés”.
 Aboguemos para que en una sola familia no existan dos mundos: el de los hijos “americanos” y la de los padres marginados ante un idioma que éstos asumen como absoluto, creyendo que no pertenecen a ninguna otra parte.






sábado, 4 de junio de 2011

El peligro del fatalismo y la resignación al pensamiento único

Eramis Cruz

Así es como funciona la historia como ciencia social y proyección universal, la crisis trae los cambios y las necesidades obliga a la gente a reaccionar, en las actuales coyunturas nacionales y el control internacional, por mucho tiempo los buenos han vivido predicándoles a los malos sobre lo sagrado, y el malo no cree en la misma cosa que cree el bueno, queremos convencer utilizando el fatalismo del infierno y la gloria reservada para unos cuantos, si es que rechazan el mundo en el que viven. Es saludable expresar esas preocupaciones pero también tenemos la necesidad de que la sociedad funcione de otra manera, conscientes de que el mundo nunca está peor que ayer cuando sus perspectivas apuntan a cambios positivos.

El crimen, la corrupción estatal y el trafico de drogas está de moda entre otros problemas propios de gobiernos y administraciones, y ya usted sabe por qué Dios no interviene, simplemente él quiere que el hombre y la mujer resuelvan sus propios problemas en este mundo, que desempeñemos nuestras responsabilidades.

Las cosas cambiaran aun sea a fuerza de grandes enfrentamientos entre las partes, ya lo veremos cuando lo bueno que algunos disfrutan ahora deje de darle resultado porque los muchos reclamaran su parte correspondiente, esto va mucho más lejos que la palabra que no hace eco en el oído de quien no entiende el idioma de los fenómenos sociales. Usted tiene razón para preocuparse por ser persona de gran sensatez, tenemos que agradecértelo.

Invertimos millones de pesos, recursos y material humano creando las estructuras patrimonio de la colectividad, y aun así tenemos graves problemas, ni la educación, ni el estado con sus fuerzas armadas, ni las iglesias con sus biblias y las más grandes de las verdades que predican y a pesar de que dicen contar con el poder de Dios, ni los medios más eficientes de comunicación (incluyendo el Internet), no aparentan ser suficientes para cambiar la sociedad ni a la gran mayorías nacionales.

Todo esto a pesar de que los humanos hemos logrados avances científicos increíbles y desafiantes para los que creen en los milagros, pero esas conquistas que nos han permitido dominar muchas enfermedades, desarrollar mejores aplicaciones digitales, utilización de la química, la física y otras ciencias han venido a ponerse al servicio del inversionista, el accionista en las grandes empresas, no existe una justa distribución de sus beneficios, y las religiones nunca han demandado acciones concretas de sus fieles para que reclamen su dignidad y no permitan que se le hurte lo que les pertenece.

Pero el peor de todos los males, es cuando el ser humano pierde la sensibilidad, y el 20% que está bien no les incumbe como vive el 80% que necesita mejorar su condición de vida. Eso es producto de un sistema que hace del bienestar material el principal eje giratorio, ¡el individualismo otra vez!

El problema es institucional, la consolidación de los monopolios y la reducción del papel del Estado, no son la solución ni están trabajando en esa dirección para educar y crear integridad entre los jóvenes. Hay que despertar y cambiar el modo de ver el mundo, la visualización del futuro. Tenemos que saber que sin ideas fundamentales, haciendo lo que nos digan los oportunistas por la televisión y desde los pulpitos nos llegaremos a ningún lado.

No esperemos los milagros, lo que tenemos que hacer se hace con acción efectiva y confrontación eficaz de los pueblos, esas cosas no son milagros, y no es con milagros que nos tienen de esta manera. Dios no nos ayudará porque él sabe que esto lo podemos hacer nosotros, como lo hemos hecho en el pasado, y esta vez quizás no exista la necesidad de una catástrofe, sino la responsabilidad de la colectividad.

La historia es una ciencia, la religión puede usar la ciencia pero no es una ciencia, ni pretende ser considerada como tal, la teología solo se encarga de acomodarla a esa historia. La ciencia de la historia nos enseña la razón del pasado, sea esta expresión turbulenta o en su fase de paz y concordia.

Esta es una etapa nueva en el mundo, determinada por lo que se conoce como el Pensamiento Único, no porque el pensamiento único sea posible, sino porque eso es lo se pretende hacer creer a la gente, que todas las ideologías que nos precedieron, y aquellas que el imperio del naciente capital combatió después la primera y la segunda guerras mundiales pues eran falsas, erróneas, equivocadas infundadas, y que no tenían razón.

Pero el problema actual es que la vida material, los procesos productivos en todos sus ámbitos han son adoptados por los monopolios, y esos monopolios dominan con su pensamiento único las grandes riquezas de la humanidad. El diez por ciento más ricos es dueño del 90% de las riquezas.

El principio que conocemos es que la humanidad nunca permitirá su propia desaparición, luego surgen las polarizaciones, pero no podemos permitir que eso ocurra por milagro, o por la llamada “destrucción del mundo” o “el final del mundo”, los que nos enseña el principio del amor, inclusive instituido en el primero de los mandamientos, es que este mundo tiene que ser redimido, aquí y ahora, no como nos mienten los fanáticos religiosos, que eso no puede ser posible, porque las profecías predican el cataclismo, ellos son mentirosos satánicos, fatalistas despiadados, que predican sus propias biblias y distorsionan la verdad, porque usan metáforas mal aplicadas y luego dicen que eso es palabra de Dios. Con eso solamente se logra la desmoralización de los hombres y mujeres, el enanismo espiritual, el anquilosamiento de los grandes visionarios para que la gente renuncie y se resigne a su miseria infernal en esta tierra bajo la transfiguración de Dante en su Divina Comedia.

Los humildes creyentes y seguidores de falsos profetas, esos los católicos y los de otras religiones que predican por dondequiera, y a quienes les respetamos su derecho a estar equivocados, esos son los mejores utilizados, el mejor terreno para sembrar en la tierra fértil que en el corriente disfrutan los que sustentan el poder económico y político y el mismo tiempo controlan y declaran guerras y matando llaman terroristas a los que metan o sino como dice una canción “que venga Dios y lo vea”.

Ya veremos que sí.