jueves, 15 de febrero de 2018

El trayecto de una joven con talento


Eramis Cruz

Nicole Marte es una joven universitaria residente estadounidense que después de un año de espera inició  la universidad a los 17 años de edad en el sistema educativo CUNY de la Ciudad de Nueva York. Aunque tiene sus documentos legales requeridos por esta nación  su tenacidad la convierte en una soñadora por ser una promesa para el futuro de este país. Al leer algunos de sus cortos escritos en su muro de Facebook, es notable su vocación literaria que lleva en sus genes heredado de su tía, la escritora Mercedes Aracena. 
La joven escribió en su muro: “Aún hay padres que le dicen a sus niñas que si un niño es malo con ella es porque está enamorado. Hay que hacerle un favor al futuro y parar de hacer de la violencia algo romántico, porque no lo es”.
Es obvio que Nicole ha percibido uno de los estereotipo que clasifican la violencia de género la cual en parte radica en la orientación negativa que muchos padres imparten a sus hijos desde el seno del hogar, especialmente a las niñas.

Quiero enfatizar que en lo que refiere a esa influencia negativa de los padres en sus hijos, al inculcar el machismo en los varones o la docilidad en las hembras, que para ambos sexos es perjudicial, ya que resulta más que caótico para la personalidad crear potenciales víctimas como victimarios. Recuérdese que no hace mucho tiempo que se creía que para que un adolescente se hiciera hombre de verdad debía ponerse a prueba visitando burdeles.
Parece inofensiva la manera en que las madres y otras parientes suelen alagar a sus hijos, considerados bonitos o graciosos, diciéndoles que tendrán suerte para conseguir mujeres porque serán hombres atractivos. Esto resulta ser efectivo para hacer de cualquier niño un Juan Tenorio en capacidad de considerar a cualquier mujer un objeto barato para su delirio. Esta fenomenología me hace deducir que el machismo en muchas circunstancias tiene nombre de mujer. 

Está muy bien la referencia que hace Nicole a la violencia de género que se filtra a través del romanticismo que de hecho está mejor confirmado en películas y en las famosas telenovelas que se transmiten diariamente por televisión e Internet en los Estados Unidos y en America Latina. Si en realidad queremos salir de este flagelo en cuestión es imperante forzar a la producción del entretenimiento a una modificación de su trabajo y a establecer regulaciones.

El futura tendrá una oportunidad cada vez que Jóvenes como Nicole Marte de manera espontánea llamen la atención en los medios sociales sobre el hostigamiento sexual y la violencia de genero, que no solo tienen un alto precio psicológico sino una incidencia directa  en la exclusión económica y política de las mujeres quienes constituyen la mitad de la población. El crecimiento y la participación plena de la mujer se traduce en un valioso avance para la familia. Sin una juventud integra el futuro se ventila abrumado. ¡Perdido, sin amor! 

=====================================

miércoles, 14 de febrero de 2018

Amor atómico

Eramis Cruz
¿Hasta qué edad de la niñez los humanos somos capaces de recordar? Seguro que cada uno tiene su propia respuesta. Es natural recordar las cosas bellas de la vida y nada puede ser más bello que el amor. A esa palabra se le atribuye una significancia tan grande como el universo.  El amor reside en el ADN de cada ser, es un principio que permite la evolución de todo cuando existe. Todos los intentos del hombre desquiciado del principio del amor han terminado en el rincón de los fracasos. 

A las personas ingenuas se les enseña un concepto del amor decepcionante, algo que flota en el aire, y se eleva tan alto que sólo algunos alcanzan. En ese discernimiento, la vida se pinta como en los cuentos de hadas. El amor es el átomo, el poder sintetizado en lo invisible, sin el no sería posible respirar. Un átomo de amor es capaz de contaminar el mundo de felicidad. Esto no ha sido posible porque no se le ha dedicado tiempo ni recurso al estudio más profundo de la humanidad, la gente cree que descubrió el amor, cuando apenas entiende un mínimo de su potencial. La bomba atómica fue un uso equivocado del átomo, el átomo del amor es mil veces más potente y su consecuencia proviene a la inversa, su estallido es lento y constructivo. Es tan antiguo como el tiempo y espera ser descubierto. 

El amor es un elemento presente en todos los estratos, no se toca pero se siente, no se tiene pero se ofrece, no se compra pero se posee, no se entiende pero funciona. El amor es una energía, una concepción del bienestar, de lo noble, de los más puros de los sentimientos, no es efímero. El amor es algo distante de esas definiciones banales que le alejan de lo existencial, que le divorcian del interés del ser humano. Para muchos no pasa de ser una confusión, para otros ha sido el camino hacia la perdición. Dicen que amor con amor se paga, pero no se trata de un negocio, ni tampoco tiene sentido por sí mismo ya que sería tan volátil como decirlo, el amor se manifiesta con la acción, con lo expresivo, toma forma en lo físico y sentido con la relación, en la química, en la fuerza del carisma. El sexo con amor enciendo la pasión. El sexo es una actividad biológica placentera, el amor le cubre y le supera. 

 El amor y el éxito no necesariamente caminan de la mano. El amor demanda ser entregado a alguien que no lo desperdicie, que lo proporcione en la misma medida en que lo recibe. Amar por error es el peor de los desaciertos, el amor no acepta el extravío ni la indiferencia, el amor es directo, sincero y espontáneo. Amar a quien te odia podría ser la peor de las idioteces. No es necesario ofrecer odio por odio, pero tampoco es justo amar a quien muerto quiere verte.

Para el fanático religioso, el amor está sujeto a una óptica acondicionada a normas humanamente imprácticas donde las excepciones constituyen la regla. El pecado existe primero, del cual se exige el perdón, una aceptación que tiene implicaciones condenatorias para quien no acepte lo irracional. La santidad sólo se logra después de la muerte.  El amor está determinado para la vida no para su contraria.

En el mundo y en diferentes épocas el amor ha sido el arma y el alma de la mayoría, es una minoría la que ha sembrado la guerra destructiva y la explotación inmisericorde. Por amor ha sobrevivido la humanidad y es por amor que se lucha y se trabaja para bien de los niños y los más vulnerables de los pueblos. El amor no existe en los dictadores ni en los sátrapas, no es parte de ladrones de corbatas ni de vulgares e indecentes negociantes modernos. La esclavitud fue un producto del vacío de amor del hombre, vacío que no logra llenar con sus ambiciones y egoísmos.

Tanto ayer como hoy, la vida se nos presenta en conexión permanente, en función constate para patentizar que nadie ni nada existe por sí solo. Por eso uno se pregunta si en verdad somos tan sinceros como creemos cuando se trata del amor. Quién no se ha preguntado más de una vez si existe alguien que le ame, alguien que no es su mujer, tampoco es su hija, alguien que le llame o le escriba tan sólo para saber de su existencia, sin pedir nada a cambio. Alguien que no tenga un proyecto en desarrollo, una iglesia o religión en promoción, un partido político en campaña, un negocio en apertura, un descuento por una transacción, un sueño por un dólar, una cuenta en Wall Street, una fundación sin fines de lucro, alguien aburrido en necesidad de un payaso que no encuentra en la televisión, alguien ansioso de hablar, de exteriorizar la basura que no pudo reciclar en las últimas 24 horas, alguien con necesidad urgente de un idiota incapaz de un reclamo.  La soledad del hombre en medio de tantos de los suyos manifiesta un retroceso de la modalidad de vida. El amor no aísla, consolida los elementos.

Tal vez el amor es una metáfora, a una entelequia muy hermosa que en ningún idioma se puede definir, porque no existe para decirse sino para intercambiarse sin monedas. El amor puede ser algo que siempre soñamos tener, una palabra que se escapa, un quejido que nadie escucha, una mariposa prehistórica, de alas de múltiples colores que posa aresar del reperpero y nos cubre con su sombra y nos libra de los rayos ultravioleta. Tal vez el amor es un pie amigo que no nos deja caer cuando nos tambaleamos. Quizás el amor es un secreto nunca revelado, un tesoro perdido en medio de todo el mundo, la luz de un faro en la rivera, la voz de un sordo, o el bastón de un ciego. 

Puede ser que el amor sea una necesidad, una urgencia de ti, de mucho tu. Tal vez tu y yo estuvimos equivocados casi la vida entera, luego nos dimos cuenta que el amor nunca nos faltó, que fue lo único que realmente nos sobró, fue por lo único que no nos cobraron, ni a la entrada ni a la salida. Su abundancia nos cubrió todos los huecos interiores, su presencia se confundió en el viento, en el aire que se respira. Es un punto en el espacio sideral, una gota de paciencia en medio de la tormenta. Una voz que clama con susurro en miniatura transitando los poros de la piel. 

Fue por el amor que te escribí, y esa fue la única razón por la que callaste más tiempo de lo necesario. Fue por amor que escapaste de la cruz, libre, sin deuda con nadie, sin clavos ni corona de espinas, fuerte como un roble centenario, formando cadenas humanas, trincheras invencibles, llamas ardientes contra las malditas mentiras de los infames.

Es tan lamentable que nadie lo entendiera, el nombre del átomo es amor, porque el amor es divisible, entre más se divide mayor porción le toca a cada cual. El amor es una casa de muchas puertas y ventanas, una casa vacía con luces en todos los rincones, sus colores son los colores de tus ojos, su espacio es tan grande como tus ambiciones, es el hogar tus sueños, cerca de todas las ciudades, lejos de las adversidades. Es por amor que se ríe y por esa razón que también se llora, no retenga ni uno ni otro. 

Fue por amor que aprendiste a sonreír, a ver más allá del matorral, a decir los nombres de los demás, a caminar cuando aún no sabía para qué, fue por amor que tu madre cuidó de ti cuando eras tan vulnerable como un pajarito en su nidal. Fue por eso que creciste, en un mundo a tu favor, con un futuro acreditado pase lo que pase, digan lo que digan, eres la fuerza del átomo, o mejor dicho el poder del amor. Cuando todo el mundo se enamore, la armonía del universo será tan patética que hará innecesario los ingenios de los imperios y las pretensiones de los malvados. Por amor la gente podrá ser el átomo en un nuevo amanecer. El amor es la única ley que se sobrepone a las demás. Este átomo es tu único refugio si en verdad quieres ser feliz.
===========================================


Henry Molina, líder sindical

--> Henry Molina fue un modelo de laico católico. José Gómez Cerda En ocasión del fallecimiento de Henry Mol...