sábado, 18 de enero de 2020

Hacer mala palabra


-->
E. Cruz

(Un párrafo)
Al retroceder el tiempo medio siglo, a uno le parece que el mundo dio un salto, y que la inocencia cedió espacio a la malicia. Recuerdo que algunos niños de mi vecindad nos invitábamos a hacer mala palabra. Quedaba en los adultos la impresión que deja la intimidad por el grado de discreción observado. La voz baja y la mirada de soslayo, se trataba de un juego inocente de los imberbes asumiendo el role de papá y mamá. La indagación consistía en preguntar cómo entraban los bebes a la barriga de la madre, y luego cómo salían. Creíamos que todos los nacimientos se realizaban vía cesárea. Esa inocencia se mantenía en el adolescente hasta la pubertad. En ese entonces la mujer que tenía vergüenza mantenía relaciones sexuales en la oscuridad y conteniendo los impulsos. Los tabúes del sexo, la vulva y el falo, no tenía comparación con el despliegue de información de esta época de medios interactivos. A la menstruación se le llamaba la luna, y los jóvenes la conocían por los lienzos manchados de sangre que pululaban por los dormitorios. Me resulta curioso la advertencia de los padres a sus pequeños respectos al uso de las malas palabras, una manera de restringir la libertad de expresión, antes que educar oportunamente. Se empeñaban en no manchar el pudor ni alterar el protocolo social. Recordemos el poder de las palabras, buenas o malas, especialmente el verbo, …de tal manera que el principio de la creación del mundo sucedió gracias al verbo, o sea Dios decía hágase esto o aquello y “voilà”. Según la Biblia así fue el génesis. Pasada el alfa, nos queda pendiente la omega. Pero dónde realmente la cosa se puso buena fue con la mala palabra de dos adultos llamados Adán y Eva, primeros esposos del mundo, echados de Edén por su creador. Esta vez el verbo es desobedecido, una transgresión que dio origen al trabajo como medio de subsistencia. Como el verbo se hizo carne, la palabra se hizo lenguaje para convertirse en leyenda sustituta de la realidad. La idea se expresa con la palabra, la realidad no la necesita porque ella es la misma existencia. Nada ha tomado más tiempo al hombre que conocerse así mismo, porque el desconocimiento del mundo que forma parte, lo empuja a lo absurdo de la idea o sea el misterios de la penumbra y el poder de los duendes, adornados por la suposición de los sueños y las maravillas de la ficción.



==========================

lunes, 30 de diciembre de 2019

¡Qué tú no tienes clase!


-->






Eramis Cruz


¿Diablo y qué es eso? “Todos son malos, no hay por quién votar”. Esta frase se ha puesto de moda. Si, la miseria económica se traduce en una miseria espiritual, no importa como se vista, no podrá ocultarse que el dinero que entra a la cuenta no alcanza para cubrir muchas necesidades, y menos para garantizar un futuro sin dependencia ni para enfrentar una precariedad de salud, propia o de un familiar.
En el caso de la República Dominicana, se trata de todo conglomerado de gente que no entiende que pertenece a una clase social y que tiene intereses que debe defender, tanto al respecto del estado como de las políticas económicas del sector privado.
A los partidos estercoleros que se han convertido en corporaciones de vividores, no les conviene que la gente seria, como Guillermo Moreno de Alianza País, ejerza funciones públicas y muchos menos que sean alternativa de poder. Prefieren políticos mediocres, como el Penco, para que la población piense que no hay nadie con capacidad de servir como presidente o legislador.
Por el otro lado, que alguien te diga que tú no tienes clase, creo que no hay peor insulto, especialmente, para quien pasa por alto que el significado de las palabras también depende del contexto de la expresión. Para la mayoría de las personas no tener clase significa ser un desajustado del protocolo o las normas sociales.
La función de clase social ha sufrido una significativa alteración causada por el cambio de las relaciones económicas y de trabajo del llamado modelo neoliberal, específicamente la clase media, que era la base para mejorar las condiciones de vida y activar la economía y con ello la inversión monetaria o participación en los beneficios de las empresas. El sector del empleo informal de quienes se ven forzado a sobrevivir es impactante.

La ampliación de la brecha entre los más ricos y los pobres, no solo en los países bajo el desarrollo sostenido, sino en los países de economía desarrollada como los Estados Unidos, ha inducido en los votantes una desechable actitud o un comportamiento despectivo de sus deberes como ciudadanos del sistema democrático. Elegir y ser electo es la base fundamental en el ejercicio de la democracia como sistema político de naturaleza capitalista. Hay que pensar en esto, el estado no puede dejarse en la mano de ladrones de cuello blanco.




================================

Hacer mala palabra

--> E. Cruz (Un párrafo) Al retroceder el tiempo medio siglo, a uno le parece que el mundo dio un salto, y que la ino...