Inquietudes, Conocimiento y Experiencias. Una publicación Aceda - Eramis Cruz *******

domingo, 28 de agosto de 2011

A Euclides Gutiérrez Félix

Por: CLAUDIO CAAMAÑO GRULLÓN


El 14 de abril de 2009, el Listín Diario publica a media página un reportaje que me hizo la eficiente y hermosa periodista Yanela Zapata, sobre la estación del Metro “Presidente Francisco Alberto Caamaño Deñó”.

Seis días después el Sr. Euclides Gutiérrez Félix publica en el diario El Nacional mentiras injuriosas y difamatorias contra mí porque dije: “La mala fama del Metro la tratan de anular con nombres famosos”.

No me es extraño que Gutiérrez Félix, con rango de secretario de Estado Suplementario, que en los acontecimientos políticos, económicos y sociales de la República siempre ha estado y está con lo peor de lo peor, escriba mentiras groseras muy bien cobradas, cientos de millones, defendiendo vehementemente la enorme corrupción que gobierna al Estado Dominicano y a casi todas sus instituciones.

Contesto ahora, porque abril y mayo son meses para honrar y llevar al conocimiento del pueblo en toda la República: la Gesta Patria de 1965, las ideas y los ejemplos de las Heroínas y los Héroes que tanta falta nos hacen para enfrentar el presente arruinado por la gigantesca corrupción de los políticos, y tomar sus ideales y paradigmas para las luchas por un futuro mejor para la Patria; y honrar a los Heroicos Mártires de la Gesta Libertaria del 30 de Mayo. Junio es para honrar las Gestas Patrióticas de Luperón el 19, Constanza el 14, Maimón y Estero Hondo el 20, y el Levantamiento Patriótico de la Heroica ciudad de San Francisco de Macorís el 25, para agradecer a los Héroes Mártires y abrazar y compartir con los Héroes vivos.

Al Héroe Francisco Caamaño, a quien acompañé en cada una de sus inmensas luchas por mejorar el destino del Pueblo Dominicano, hasta ofrendar su valiosísima vida; nos unían lazos de familia y de fraterna amistad, pero por encima de todo, y más allá de la muerte y de la vida, a Francisco Caamaño y a mí nos une el compromiso eterno de respeto y amor a la Patria, que los corruptos envilecen.
Conozco a Gutiérrez Félix y su familia desde que éramos muchachos, nuestros padres militares desde el inicio de la dictadura de Trujillo; compañeros en la escuela y la Universidad de Santo Domingo. A finales de 1955 Gutiérrez Félix ingresó al Servicio de Inteligencia Militar (SIM), la horrenda policía política de Trujillo.

El 21 de enero de 1960, día de la Virgen de la Altagracia, la jerarquía de la Iglesia Católica que había sido aliada del régimen de Trujillo enfrenta a la dictadura con una Carta Pastoral que critica los miles de apresamientos, asesinatos y desapariciones en las repletas cárceles y centros de tortura de Trujillo abarrotados con los miembros de la agrupación política Movimiento 14 de Junio, sus familiares y allegados.

En junio de 1960, bajo el mando directo del coronel John Abbes García, el más temido asesino jefe del SIM, el agente Gutiérrez Félix desde la poderosa Radio Caribe creada por Trujillo, desacredita, ataca y acosa a la Iglesia Católica, que rompió con el régimen de robo, terror y sangre de Trujillo.

Como la Iglesia Católica mantenía valientemente sus justas denuncias, el SIM y Radio Caribe acusaban a los obispos de terrorismo, robo… y exigían cárcel y expulsión para obispos y sacerdotes. El miércoles 12 de abril de 1961, turbas dirigidas por el SIM atacaron el Obispado de San Juan de la Maguana saqueándolo, el obispo Tomás F. O' Reilly y otros sacerdotes fueron rescatados por la Policía Nacional. El martes 18 de abril turbas del SIM atacan al Obispado de La Vega, al obispo monseñor Francisco Panal, queman la casa de monseñor Luis F. Henríquez y saquean y queman una tienda religiosa. El SIM organiza manifestaciones violentas en todo el país contra la Iglesia Católica. Agentes del SIM reúnen: chulos, maipiolos y prostitutas y ocupan durante días la Catedral Primada de América en Ciudad Trujillo.

Forzados salen del país a finales de abril numerosos sacerdotes y varios obispos dejan sus obispados. Trujillo satisfecho, por recomendación del coronel John Abbes García, el jueves 4 de mayo de 1961, premia al miembro del SIM y dirigente de Radio Caribe, el joven de 24 años, doctor Euclides Emilio Gutiérrez Félix, nombrándolo senador de la República. Caído el régimen el senador de Radio Caribe y agente del SIM, fue acusado de Asociación de Malhechores, huyó y evadió juicio, sentencia y cárcel.
En el 2008, el presidente candidato Leonel Fernández buscaba votos para su reelección, visitó en Santiago a uno de los matrimonios que más aprecio. El esposo, fraterno amigo, contó que sufrió un profundo disgusto, cuando el Presidente Candidato llegó acompañado de Euclides Gutiérrez, senador y agente del SIM en 1961, cuando ajusticiaron a Trujillo, que persiguió encarnizadamente a él y a toda su familia Si Gutiérrez Félix insultó, atacó y acosó a los obispos católicos para defender las peores acciones de Trujillo, qué no haría hoy contra otros denunciantes responsables para proteger a la corrupción que tantos beneficios materiales, expoliados a las miserias del pueblo, les han sacado los políticos ladrones.

La Iglesia Católica, en febrero de 2009, en una Pastoral Patriótica firmada por los Obispos, denuncia la corrupción que nos roba la educación, la salud, la seguridad, el desarrollo y la felicidad del Pueblo y hunde la República en una crisis moral y económica. El Papa Benedicto XVI, desde el Vaticano, ¡en un hecho insólito!, critica ante el mundo la enorme corrupción del Estado Dominicano. Gutiérrez Félix, en su permanente defensa de lo peor, acusa de nuevo falsa y groseramente a nuestros obispos de: curitas perredeistas y al Papa de anciano decrépito que se lleva de los curitas perredeistas. No obedece ahora al temido John Abbes; insulta a toda la Iglesia Católica obedeciendo a los inmorales intereses de su grupo.

El 13 de julio de 2009, treinta y cuatro organizaciones legales y respetables de la Nación, denuncian la corrupción y la impunidad en el Gobierno Dominicano, en una página de los diarios. Y exigen investigación y sometimiento a la justicia de los funcionarios que estén involucrados en actos de corrupción.

En los medios de comunicación Gutiérrez Félix acusa e insulta groseramente a las treinta y cuatro organizaciones, que denuncian la corrupción, la impunidad y la complicidad en el Estado Dominicano.
Son miles las organizaciones respetables y millones las personas que denuncian la corrupción, sólo que algunas pueden pagar una página de los diarios, pero esas treinta y cuatro organizaciones expresan magistralmente el sentir de todo un pueblo engañado y robado por ladrones disfrazados de políticos.
El trágico intento de asesinato al ex Subdirector de Aduanas Luis Sánchez Díaz, el 16 julio de 2009, a quien conozco desde su niñez, es un ejemplo más de la corrupción que destruye la sociedad dominicana.

Para Gutiérrez Félix, Perverso Trujillista, no existe el bien o el mal, la verdad ni la mentira; solo existe lo que cree le conviene, por eso expresa con orgullo y vanagloria los ascensos, excepcionales, que hizo Trujillo a su padre: de raso a cabo y de cabo a sargento en un mismo día; por razones que para las personas comunes es motivo de oprobio y vergüenza familiar, para él es un mérito, que grita a los cuatro vientos.

Es un necio grosero en su perseverante e inútil defensa de la corrupción que nos agobia, y destruye el alma del Pueblo y la vida nacional. Se regodea en ella, es cómplice y alto beneficiario del secuestro y apropiación de los poderes y bienes públicos, por la corrupción concertada de los grupos dominantes.
No existe corrupción pequeña; lo que existe son autoridades insignificantes. El Pueblo Dominicano no tiene la cultura de la corrupción; lo que existe son grupos absolutamente corruptos. Hoy la corrupción rige la vida de los dominicanos; la cómplice impunidad: propicia, mantiene y agranda la corrupción, que inutiliza todas las instituciones y agiganta todos nuestros males.

Niegan la realidad de la corrupción, para no enfrentar los males que les benefician: crearán la catástrofe.

Carretón, Baní.
http://www.barrigaverde.net/?q=node/19710

martes, 16 de agosto de 2011

Abre tus portones, historia

“Abre tus portones, historia. Que vamos entrando con Fidel”

Manuel Castro
13 agosto 2011 | Haga un comentario
“El que no esté con Cuba, con su Revolución, con Fidel Castro, está del otro lado, del lado de la ignominia y de la traición”, manifestó el poeta chileno, Pablo Neruda
Una frase le bastó al presidente Chávez pata ilustrar lo que Fidel Castro -nacido un día como hoy- ha significado para Nuestra América: “Abre tus portones, historia. Que vamos entrando con Fidel”. En efecto, traicionado Bolívar y asesinado Martí, fue el líder cubano quien reanimó el espíritu de lucha de los pueblos en el Caribe, en los Andes, en las selvas.
Nacido en la población de Birán, provincia de Holguín, se entregó a la lucha política desde sus tiempos de estudiante en la universidad de La Habana. Ya era abogado cuando dirigió el asalto al Cuartel Moncada en 1953. Por esa acción fue encarcelado y llevado a juicio. Bajo el sanguinario régimen de Batista eso equivalía a recibir una condena a muerte. Pero él tomó una decisión cuyo impacto ha permanecido: renunció a un abogado y asumió su propia defensa.
Su alegato no consistió en buscar elementos para exculparse. Lo que hizo fue describir con precisión y datos en la mano la realidad que vivía su país. Su exposición fue tan demoledora y desmoralizó a tal punto a sus captores, que tuvieron que dejarlo en libertad.
La frase final de aquel discurso se hizo célebre: “Condenadme, no importa. La historia me absolverá”. Y le dio la vuelta al mundo, es decir, lo puso de cabeza. Cuando reapareció en la Sierra Maestra, después de naufragar en una lancha y de haber pasado días entre cañaverales incendiados, ya se había ganado el respeto de la opinión pública internacional. Hubo una especie de fiebre mediática alrededor de su figura.
Cuando ya era Primer Ministro de Cuba, y encaró al imperialismo, esos mismos medios quisieron aniquilarlo. Pero era tarde, todo el tiempo, él le estuvo hablando a los pueblos, a las grandes mayorías explotadas. Y los pueblos lo escucharon.
El sacerdote y luchador nicaragüense Miguel D’ Escoto ha dicho que Fidel es el hombre “que ha levantado más alto siempre y más que nadie en la historia la antorcha de la libertad”. Y, como dijera el presidente Chávez, “cuando mucha gente comenzó a rendirse y a entregarse, Fidel seguía diciendo: vendrán nuevas oleadas. Estamos viendo el comienzo de esas nuevas oleadas”.

CHE GUEVARA: ES UNA FUERZA TELÚRICA CON PROYECCIÓN HISTÓRICA

Aceptamos que hubo excepciones que le dan sus características peculiares a la Revolución cubana, es un hecho claramente establecido que cada revolución cuenta con este tipo de factores específicos, pero no está menos establecido que todas ellas seguirán leyes cuya violación no está al alcance de las posibilidades de la sociedad. Analicemos, pues, los factores de este pretendido excepcionalismo.
El primero, quizás, el más importante, el más original, es esa fuerza telúrica llamada Fidel Castro Ruz, nombre que en pocos años ha alcanzado proyecciones históricas. El futuro colocará en su lugar exacto los méritos de nuestro primer ministro, pero a nosotros se nos antoja comparable con los de las más altas figuras históricas de toda Latinoamérica. Y, ¿cuáles son las circunstancias excepcionales que rodean la personalidad de Fidel Castro? Hay varias características en su vida y en su carácter que lo hacen sobresalir ampliamente por sobre todos sus compañeros y seguidores; Fidel es un hombre de tan enorme personalidad que, en cualquier movimiento donde participe, debe llevar la conducción y así lo ha hecho en el curso de su carrera desde la vida estudiantil hasta el premierato de nuestra patria y de los pueblos oprimidos de América.
Tiene las características de gran conductor, que sumadas a sus dotes personales de audacia, fuerza y valor, y a su extraordinario afán de auscultar siempre la voluntad del pueblo, lo han llevado al lugar de honor y de sacrificio que hoy ocupa. Pero tiene otras cualidades importantes, como son su capacidad para asimilar los conocimientos y las experiencias, para comprender todo el conjunto de una situación dada sin perder de vista los detalles, su fe inmensa en el futuro, y su amplitud de visión para prevenir los acontecimientos y anticiparse a los hechos, viendo siempre más lejos y mejor que su compañeros. Con estas grandes cualidades cardinales, con su capacidad de aglutinar, de unir, oponiéndose a la división que debilita; su capacidad de dirigir a la cabeza de todos la acción del pueblo; su amor infinito por él, su fe en el futuro y su capacidad de preverlo, Fidel Castro hizo más que nadie en Cuba para construir de la nada el aparato hoy formidable de la Revolución cubana.
Sin embargo, nadie podría afirmar que en Cuba había condiciones político-sociales totalmente diferentes a las de otros países de América y que, precisamente por esa diferencia se hizo la Revolución. Tampoco se podría afirmar por el contrario, que, a pesar de esa diferencia Fidel Castro hizo la Revolución. Fidel, grande y hábil conductor, dirigió la Revolución en Cuba, en el momento y en la forma en que lo hizo, interpretando las profundas conmociones políticas que preparaban al pueblo para el gran salto hacia los caminos revolucionarios.

MIGUEL D’ ESCOTO: MANTIENE EN ALTO LA LLAMA DE LA LIBERTAD

“¿Y quién ha sido, con toda franqueza, el que ha alzado más alto la antorcha de la solidaridad en este mundo? Yo quisiera decir que ha sido un Papa, quisiera decir eso, pero no puedo decirlo porque Dios me está escuchando y tengo que decir sólo la verdad: el que ha levantado más alto siempre y más que nadie en la historia la antorcha de la libertad, se llama el Comandante Fidel Castro Ruz”.

JEAN- PAUL SARTRE: ÉL ES DEMOCRACIA DIRECTA

“Ese Fidel Castro continuamente de viaje en helicóptero o automóvil; que con frecuencia habla tres veces a la semana por televisión durante horas y horas; que explica cada paso de su gobierno; que discute toda realización; que escucha a los campesinos y toma nota de sus críticas; que inaugura escuelas en rincones perdidos y argumenta apasionadamente con sus Ministros; eso es la democracia directa”.

ERNESTO CARDENAL: UN HOMBRE QUE ES MUCHOS GENIOS

Ante todo hay que decir que es una personalidad genial. Pero no es solamente un genio, sino muchos genios. Se le conoció primero como un genio guerrillero. Después se ha revelado ser también un genio como estadista: uno de los más grandes estadistas de su tiempo, destacándose sobre todos ellos por haber gobernado tantos años con gran habilidad, o si se quiere con mucho éxito, enfrentándose al poder más grande del mundo en condiciones tan desiguales.
Hay que agregar además que es un gran genio de la oratoria, yo diría que no sólo es de los más grandes oradores de su tiempo sino de toda la historia. Es asombroso ver cómo cautiva al auditorio, en Cuba y en cualquier otro país, hablando horas y horas, sin tener los discursos escritos como lo hacía Demóstenes, y a veces sin haberlos preparado siquiera, completamente improvisados. A diferencia de sus rivales los presidentes de Estados Unidos, que al decir de Gore Vidal no pueden escribir sus propios discursos sino tienen alguien que se los escriba, y a veces ni siquiera los pueden leer (…) Es ingenioso, ocurrente, y siempre hace reír. Todo esto explica que para el pueblo de Cuba haya sido un personaje indispensable, que haya gobernado por tanto tiempo (no por las armas, pues no gobierna por las armas) y que tenga tan inmensa popularidad. Y también que tenga los enemigos que tiene.

ALICIA ALONSO: SU DIMENSIÓN ES UNIVERSAL

Una lo mira y no deja de pensar: “Este hombre ha hecho esto. Este hombre está luchando desde hace tanto tiempo”. Es algo que va creciendo, creciendo y termina por apabullarlo a uno. Después uno se convierte en parte de todo ese mundo y ya goza de la naturalidad de ese ser humano. Lo siente. Se convierte en parte de él. Él no es local. Él es parte de la historia. No solo de nuestra historia, sino de la historia de la humanidad. Pienso que es tan grande que se convierte en una partecita, en una cosa sencilla. Si sintiera lo grande que es, lo mataría el peso.

OSWALDO GUAYASAMÍN: UN PERSONAJE TOTAL

Jamás nadie me dio la impresión de una cosa íntegra, de un personaje total, en todos sus aspectos, en cada una de sus frases, como Fidel.

PABLO NERUDA: UN ASTRO

El que no esté con Cuba, con su Revolución, con Fidel Castro, está del otro lado, del lado de la ignominia y de la traición

Manuel Castro
917-544-1693

http://www.frenteampliousa.com/

lunes, 15 de agosto de 2011

Privilegios de un Diputado en República Dominicana

El salario de los diputados, un escándalo sin precedentes.

1. Un diputado al congreso recibe un salario de base por $175,000.00. También reciben un sueldo 13 (doble sueldo) y un sueldo 14, siendo los únicos en toda la administración n pública que lo reciben. Al final de su periodo, aunque no hayan asistido a una sola sesión, tienen garantizada pensión de por vida con su mismo por este mismo salario de base.

2. Aparte de estos beneficios únicos en toda la administración n publica, los diputados se han asignado las siguientes partidas fijas:

• Gastos de representación = $35,000

• Dietas = $45,000

• Plan de ayuda = $87,000.00

• Fondo social = $50,000.00

Esto es, RD$392,000.00 mensuales

3. Como si todo lo anterior fuera poco, los diputados se asignan regularmente:

• Gastos de gasolina,

• Flota o celular,

• Secretarias, choferes, seguridad, relacionistas públicos, y otros asistentes,

• Incentivo por asistir a reuniones

• Incentivos por pertenecer a comisiones de trabajo.

• Dos exoneraciones abiertas para vehículo, con lo cual el Estado ha dejado de recibir en los últimos ocho años la astronómica suma de RD$1,000 millones de pesos, según ha revelado Participación Ciudadana.

4. Nadie podría creer que aparte de estas irritantes partidas, los diputados se asignen…

• Bonificaciones especiales, tal como ocurrió en Diciembre pasado cuando cada uno de ellos recibió RD$400,000.00 de bono navideño especial, y tal como antes habían recibido de la Lotería Nacional.

• Pasaporte diplomático, gastos de viaje, y comidas libre de costos.

5. Casi todos estos ingresos son independientes de la asistencia a sesiones, basta con firmar la aceptación inicial del puesto. A partir de allí pueden ir a cobrar cada mes, aunque no asistan a ninguna sesión, tal como se ha reportado en la prensa.

Pero, incluso asistiendo a cada sesión, los diputados son los únicos empleados públicos que tienen cinco meses de vacaciones al año solo (48 días en Navidad-enero, unos 17 en Semana Santa, y unos 82 días en verano)

6. Uno pensaría, con todos estos ingresos escandalosos e irritantes, que los honorables diputados estarían satisfechos y dispuestos a trabajar, pues no, cuando hay que tomar una decisión importante sencillamente reciben la línea que le bajan de sus partidos, tal como ocurrió con la nueva constitución.

En caso de inconformidad, ahí viene el “hombre del maletín”, admitido por ellos mismos, y con unos cuantos millones adicionales se vota a favor de cualquier contrato que interese a una empresa extranjera (ver caso de la Cementera, o de la Barrick Gold), o se aprueba cualquier préstamo o ley que le interese al gobierno.

7. En lugar de introducir cambios a estos escandalosos privilegios, la nueva constitución sometida por el Poder Ejecutivo, y aprobada por los tres partidos que nos han gobernado, se añaden 12 nuevos diputados = 178 + 12 = 190. A esto se suman 20 diputados al PARLACEN, con unos ingresos todavía más irritantes, pues se reciben en dólares.

8. Los diputados, con los senadores, son los que aprueban el presupuesto que les envía el Poder Ejecutivo, por lo que resulta irritante que fijen los siguientes salarios:

• Un policía raso = RD$5,320.90/ mes (sin descontar impuestos) = RD$177.00/día.

• Un maestro de escuela = RD$6.000.00

• Un médico jefe de servicio = $22,000.00

9. Los ingresos de los diputados representan, si se toma en cuenta el salario percibido en 1990 (alrededor de $5000/mes) un aumento de más de 7000%, y se encuentran entre los ingresos más altos percibidos por diputados, no solo en América Latina, sino también Estados Unidos y Europa.

Al mismo tiempo, la RD es uno de los países que cuenta con mayor número de representantes al congreso en todo el mundo.

10. Esta inequidad salarial es obra de los tres partidos que nos han gobernado hasta ahora. Ellos han aplicado “la ley del embudo: todo para ellos, y nada para uno”.

Fuente: http://antesalainteractiva.blogspot.com/2011/01/privilegios-de-un-diputado-en-rep.html

viernes, 12 de agosto de 2011

¿Cuánto vale un líder?

10 Agosto 2011, 9:30 PM

Nuestros “líderes” se han abandonado al disfrute del lujo
ANDRÉS L. MATEO

Joaquín Balaguer se murió creyendo que él ganaba tres mil pesos, y salvo su desmedida pasión por el poder, todo en él fue frugal. Juan Bosch tenía fama de tacaño, pero con los cuartos del pueblo era intransigente. Abría un monedero de plástico color rojo, de esos que le decían “totico”, y otorgaba una ayuda de su propio peculio.
Nunca nadie le vio más de cincuenta pesos en el “totico”, de manera que esas ayudas personales eran siempre modestas, como la muy célebre que le dio al escritor Ramón Lacay Polanco a la salida de la catedral de Santo Domingo, y que provocó la expresión ya famosa de “!Juan! ¿cinco pesos? ¡Barbarazo, Juan, barbarazo! José Francisco Peña Gómez era un ventarrón, siempre andaba de prisa y nunca tenía un centavo en los bolsillos. Para salir de apuros, si alguien le pedía dinero para pagar una receta, miraba a su alrededor y le daba un sablazo al que estuviera más cerca. Luego se iba como un bólido, moviendo los brazos con su estilo único, hablando en voz alta y sonriendo con la mirada de niño inocente que siempre tuvo.

Ese fue un liderazgo histórico de costo muy bajo. Más que en el dinero, se empinaban en la pasión por el poder (Balaguer), en la idea más pura del bien común (Bosch), o en el sudario del redentor que mira su propia vida con un propósito liberador de las multitudes (Peña Gómez). Ninguno dejó fortuna, ninguno legó una riqueza material obscena. Ninguno fue proclive al dinero.

¿Pero cuánto vale un “líder” hoy? ¿Qué costo social tienen esos turpenes que hacen rebotar del presupuesto la pelota de su egoísmo? ¿Por cuánto nos salen “El querido”, “Putico” y el “Chato”? ¿Se puede medir en valores lo que nos cuestan Andrés Vanderhorst, González Espinosa, Wessin Chávez, Peña Guaba y otros “emergentes” que le dan bien duro con un palo a la piñata del Estado? ¿Euclides Gutiérrez Féliz, con todo y sus palacios campestres, no nos cuesta “los millones de chanflán”? ¿A cuánto asciende el costo de Reynaldo Pared Pérez, “el ejemplar”; con su residencia veraniega en “Los mogotes” y su barrilito? ¿Y Lila Alburquerque, la que “no coge corte”, cuánto nos cuesta? ¿Puede un Estado pobre cargar con la voracidad de Rodríguez Pimentel o Matos Berrido? ¿Acaso Bengoa no devenga un salario que equivale a la asignación de un hospital regional? ¿Y N. G Cortiñas no es uno y trino, porque cobra en varios Consejos de Directores, y gana una verdadera fortuna? ¿Quién arrima el hombro para saber el valor que la sociedad tiene que invertir para mantener un “líder” de la estatura de Carlos Morales Troncoso? (más manteca da un ladrillo).

La reingeniería de la política dominicana debería cuestionarse cuánto nos cuestan los “líderes” que nos gobiernan, incluyendo a los de la oposición; porque a estas alturas todos tenemos derecho a preguntarnos si en realidad los políticos son verdaderamente necesarios, y si sirven para algo que no sea enriquecerse . Nuestros “líderes” han perdido la introspección, y se han abandonado al disfrute del lujo y la riqueza. ¿No fue el puro gestuario de la ostentación lo que lleva a una antigua humilde maestra a comprar dos carteras Vuitton en ciento noventa y cinco mil pesos? Hace apenas unos años bregaba en las aulas, discutía por secciones en la UASD, y ahora ofende la pobreza solemne de este país con la ostentación más burda y descarada.

Cuando Juan Bosch salió del gobierno, producto del golpe de Estado de 1963, dejó una cuenta bancaria de ciento cuatro pesos con cuatro centavos. El periodista Al Burt, del Miami Herald, publicó un artículo que tituló “El legado del honrado Juan”, apenas cinco días después del golpe. “Deja el cargo con las manos tan limpias como vacías”, proclamaba Al Burt. Y se cuestionaba si “el legado del honrado Juan habrá abandonado el país junto con él”.

Y así fue. La locura del modelo de honradez que enarboló con su ejemplo, era como llevar el ideal al extremo y ser tragado por él. Los políticos más caros del mundo han olvidado al “honrado Juan”, quien es tan solo esa voz que los despierta sobresaltados, y que los hace ir al espejo a ver el rostro con que viven.

¡Oh, Dios!

Fuente: http://www.hoy.com.do/opiniones/2011/8/10/388130/Cuanto-vale-un-lider

martes, 9 de agosto de 2011

Contraste en imágenes y realidades

Eramis Cruz

El mundo está colmado de imágenes maravillosas, basta con que algunos minoren la prisa u otros aceleren el paso hacia esos puntos cardinales de la existencia que permiten observarlas. Si tu lo piensas críticamente, entonces te darás cuenta que tú también eres parte de ese panorama infinito de magnitudes y multitudes. Podrás ver el mundo transportado en las alas de una mariposa o la inocencia herida por la agresión despiadada de la miseria de familias de niños desvalidos. Eso es América.

Carecer de conciencia del espacio y del tiempo puede resultar trágico al menos que uno sea como un barco a la deriva en medio del océano. Hay mucho de implícito en aquello de vivir la vida, aun sea “la vida loca” si no hay de otra. Pero muchos de nosotros somos diferentes, nos gusta el desafío, en los deportes, en la literatura o en la política. Y ese gusto se expresa como un instinto contra las tendencias destructivas de quienes conquistan el poder para dar riendas sueltas a sus ambiciones materiales en perjuicio de sus congéneres. Puedes sentirte apoderado, indignado, que “los derechos no se piden, se arrancan”. La guerra de las ideas es la única que se no detiene, se gana cuando la gente piensa por sí misma.

A veces me conmueven las imágenes que me llagan desde nuestros países, esas niñas vestidas con uno de sus limitados atuendos de día domingo, de niños juguetones y soñadores. Hay contraste en las imágenes, son caritas angelicales que revelan “la pasión por la vida”. Viven en ranchos de barriadas de gente pobre que poco le importa las reglas gramaticales, sus prosas están estampadas en las imágenes de la vida loca. Me gusta ver en ellas las casitas limpias con muebles que pasan como baratijas pintadas de colores. Las imágenes son digitales pero sus fuentes originales son tan humanas como trascendentes.

El concepto del espacio es tan importante para nosotros que puede ser usado para determinar el estatus social de establecidos protagonistas en las imágenes. Por algo la gente gusta de viviendas grandes con más habitaciones de las necesarias. Pero hay millones de familias que viven confinadas en espacios limitados por cuatro paredes destartaladas. Y es un indicativo de que se carecen otros medios cuyas privaciones son una ofensa a la dignidad de la persona. Parece un auto secuestro sin posibilidad de un rescate mínimo o por el mínimo de un salario neoliberal, bajo el libre comercio.

Se puso de moda el positivismo en nuestra época. Hay una tendencia literaria que enfatiza en los valores de la persona, en el crecimiento del individuo, en la motivación personal con el propósito de sobreponerse a las limitaciones del medio y la mediocridad. Hay contraste con la realidad objetiva que mantiene comunidades enteras en situaciones de miseria humana. Esta conceptuosidad se contrapone al esfuerzo mancomunado para crear los recursos de superación de la colectividad, sin lucro ni truco.

En países como República Dominicana donde una gran mayoría es analfabeta los aportes positivistas pueden tener resultado muy limitado. La matemática no se aprende porque no es comprensiva cuando faltan los elementos necesarios para la sobrevivencia, la ecuación no es igual por ambos lados, ni por la izquierda ni por la derecha, no se puede aprender ciencia con trucos y triquiñuelas.

El contraste reflejado en las imágenes reales de las economías del siglo 21 puede fulgurar un futuro negro para los pueblos de continuar la aplicación del sistema de mercado global sin tomar en cuenta las consecuencias de factores sociológicos que impactan en los millones excluidos y destinados a ser esclavos de un medio monopolizador, que no se detiene frente a teoría ni algarabía populachera.

Las imágenes de los medios de comunicación, los cuales se han generalizado con la sustitución de la programación análoga por la digital, están dirigidas a personas sin capacidad de análisis. Las noticias son explicadas según la visión de las empresas de comunicación que obedecen a quienes pagan sus comerciales diagramados para las masas submergentes, no emergentes. Se prohíbe opinar, interactivo.

Si usted quiere llegar a su propia conclusión deténgase y haga un estudio simple sobre la programación de la cadena de televisión llamada “Univisión”. Primero, ésta gran empresa multimillonaria de inversión privada es una de las más poderosas del mundo. Pregúntese quienes son los dueños y si podrían tener alguna sensibilidad hacia los problemas humanos de sus televidentes.

Con una programación limitada a telenovelas, noticias, deportes, y diversión, logran una audiencia que acapara un rating con el que obtienen pagas millonarias de sus patrocinadores. Se prohíbe conocer.

El contraste de sus imágenes son las realidades de los países del mundo latino especialmente México. Los millones de mexicanos descendientes de indígenas no tienen representación en las imágenes de Univisión ya que solo incluyen en sus medios a descendientes europeos. Sus principales programas son las telenovelas creadas y dirigidas para un público ingenuo que no le merece el menor respeto, están cargadas de morbosidad sexual, violencia familiar, impunidad al crimen, y sobre todo el endiosamiento de la raza blanca como patrón predominante en contraste con el negro y el mestizaje de América, se usan y se abusan como contracultura. ¿De dónde procede el dicho de “sin tetas no hay paraíso”? Búsquela en el escote de Aracely Arámbula. “La televisión es para gente bonita”.

El tiempo es la esperanza. Para muchos el tiempo no es más que la vida loca, para otros es la manecilla de reloj, o los números fluorescentes del radio despertador en la oscuridad del dormitorio, indicando la hora del afán de un nuevo día, determinado por la cifras de la bolsa de valores de Wall Street. No le alcanzan los préstamos al tío Sam, que le tome prestado al presidente Leonel Fernández.

El tiempo ha demostrado que desde la gran depresión de 1929, el gran capital manejado desde los imperios de la economía mundial, ha sido el gran terrorista de este lado del mundo, no como quieren ahora dejar ver, que son los musulmanes, quienes han venido a ser sustitutos de los comunistas después que la gente dejó de creer en el cuento de la “tercera guerra mundial” y la conquista del espacio más allá de la luna para buscar tesoros y sustituir también la mano laboral del obrero, el único capaz de producir medio de vida en el mundo. Pero no es como se creían, los trabajadores se llaman pueblo, aquí y acullá, en Egipto, en Londres, en Grecia o en Washington Heights.

El tiempo también es una gran historia, una ciencia que aterroriza a los inversionistas, a los predestinados a ser dueños del mundo. Con el descubrimiento de América las potencias del viejo mundo de Europa lograron explotar para fortalecer sus economías, con Estados Unidos y Canadá como extensión de sus dominios lograron un monopolio de tal magnitud que provocaron la primera y la segunda Guerra mundial. Ha sido un tiempo largo fluido entre el hueco y el eco hacia un espacio limitado para potencias en contraste, haciendo prioridad la táctica de dividir para vencer. 

Pero como se le ha hecho imposible el descubrimiento de otro continente, como en la película Avatar, han decidido negociar para modificar y dominar el mundo con una operatividad del mercado global haciendo del consumo una manera de vida, la persona no importa sino en la medida en que existe como elemento consolidado al sistema y consolado por la divina providencia bajo el reinado del papa Benedicto XVI, uno que sin ser santo todavía hace santo a otro de su linaje teológico.

Tanto odio que tuvieron contra el socialismo, y ahora y en contraste, las elites capitalistas lo ponen en práctica cada vez que ven amenazadas sus inversiones, se valen del Estado para que les rescate de la tragedia dantesca financiara que sigue siendo un espantajo que se presenta como terrorismo de la burbuja de Wall Street, centro del capitalismo mundial.

Suena la alarma otra vez, y no es el radio despertador, casi desfalcan el tesoro norteamericano con la conspiración de la torres gemelas y las guerras contra las fantásticas armas de destrucción masiva de Saddam Husein, ahora es el límite de la deuda del gobierno, solo que ahora no está Bush en la presidencia. Buscan otra excusa para gastarse el dinero de los ahorros de la seguridad social. La ambición mata el ratón, no importa si es millonario y habla inglés, basta que es republicano. La ecuación no resulta otra vez ¿Cómo es eso de chinos y japoneses?

Por primera vez en la historia la calificación crediticia de Estados Unidos ha sido devaluada de AAA a AA+ un contraste que cubre con un manto negro el fondo iluminado del triunfalismo neoliberal. O se ajustan a los dictámenes de una lógica histórica o los pueblos se encargan de ponerlos en su lugar. Las cosas no son tan difíciles, como muchos piensan, si las maravillas del mundo pueden ser transportadas en las alas de una mariposa indiferente a la vida loca.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Dignidad, nivel y estatus en el Congreso

Sara Pérez

SANTIAGO.-A raíz de que “Participación Ciudadana”, por cierto, una organización que hace un magnífico trabajo, publicara los detalles sobre las exoneraciones de los legisladores, el vocero de los diputados reformistas, Ramón Rogelio Genao y el diputado del PLD por la depauperada provincia de Bahoruco, Rafael Méndez, salieron al frente para justificar las prerrogativas que ellos, muy graciosamente, se otorgan a sí mismos, sin frenos de ninguna clase.

El primero afirmó que las exoneraciones de vehículos a los congresistas (por las que el Estado dominicano ha dejado de percibir unos 1,267 millones de pesos en la última década) son propias de la “dignidad su investidura” y el segundo habló de que las exoneraciones, de montos insuficientes a su juicio, se corresponden con el asunto del “nivel” y el “estatus” de los congresistas.

Es en atención a las alas de cucarachas que ambos diputados tienen en el cerebro y que están tan masivamente expandidas por todas partes, que me voy a permitir explicarles un concepto muy básico en torno al que ellos, responsables de hacer y aprobar las leyes, parecen tan confundidos como cualquier ladrón-arranca-carteras de las calles dominicanas. Eso dicho con todo respeto hacia los ladrones-arranca-carteras, cuyo oficio demanda más inteligencia, mayor sensibilidad y más honduras filosóficas que los exhibidos por estos congresistas, tan patéticamente limitados.

Señores legisladores, ustedes están muy equivocados si creen que la dignidad de su investidura está en el carro. Es como creer que radica en los trajes, en las corbatas o en los zapatos. De hecho, andando en carros al estilo de los que les gustaban a Pablo Escobar a ustedes no se les ve la dignidad por ningún sitio. Honestamente, cualquiera los confunde con una churretosa banda de narcotraficantes. Conste, sin ofender a los señores narcotraficantes, que merecen las mismas consideraciones de los arranca-carteras, al menos en comparación con los legisladores. Excepción hecha de los narcotraficantes asociados con los legisladores, desde luego.

La dignidad es probidad, mesura y templanza y va acompañada de justicia, bondad y sencillez, todo lo cual se contradice de manera fundamental con lo que ustedes son y representan. Se contradice con su ostentación grosera, con su aparatoso comportamiento incivil, con la fatuidad, estupidez y pobreza de sus conceptos, con la cobardía, la hipocresía, la lastimosa insensibilidad hacia los problemas sociales, con su abyecta y rastrera codicia y con el flagrante y vulgar raterismo del que casi todos ustedes suelen hacer gala.
Señores legisladores, ustedes están muy equivocados si creen que la dignidad de su investidura está en el carro. Es como creer que radica en los trajes, en las corbatas o en los zapatos. De hecho, andando en carros al estilo de los que les gustaban a Pablo Escobar a ustedes no se les ve la dignidad por ningún sitio
¿Es que nadie les ha dicho lo ampulosos y vulgares que se ven empacados como fantoches ridículos en sus carros chillones y sus trajes fastuosos? Son la viva imagen de la banda de mafiosos de Tony Soprano. No, no es dignos como ustedes se ven, con una estética y unos principios de rufianes manirrotos, con sus carros como los de los príncipes de Arabia Saudita, sacados de las costillas de un pueblo hambriento. Se ven grotescos y sórdidos. Se ven irritantes y repulsivos. Se ven como son.
Ustedes se creen que el Mercedes Benz Baybach, con valor de 500 mil dólares que se le exoneró al honorable diputado del PLD por el Distrito Nacional, Julio César Horton, le va a aportar algo a la dignidad del señor Horton, o a la función de diputado, o al Congreso?

De veras suponen que se va a enriquecer la dignidad de alguien, con la exoneración otorgada al diputado Julio César Valentín para un vehículo que costó 238 mil 528 dólares? O con la que le dieron a una de las botellas del Parlacen, Rafael Gamundi Cordero, para un Mercedes-Benz de 250 mil dólares? O por otras de las recibidas por cualquiera de ustedes?

A una persona que desempeñe funciones públicas en un país en las condiciones de República Dominicana y le pase por la cabeza comprarse un carro de de 500 mil dólares o de 238 mil o de 250 mil, para que se lo exoneren, le tiene que faltar algo absolutamente trascendente en un sitio que no es su garaje. Aparte de que el país debía saber de dónde sacan estos señores los cuartos para comprarse los carros y sus otras propiedades, si las tienen, y muy especialmente, si son del mismo estilo de los vehículos mencionados. Aún para un diputado, 500 mil dólares o 238 mil, son cantidades algo más que considerables. O debían serlo. También debía examinarse a cualquiera que muestre interés en comprar los carros superlujosos exonerados a los congresistas. Es probable que esa sea la más expedita de todas las vías para ubicar a la delincuencia más peligrosa del país.

Al legislador Rafael Méndez, del PLD, que si es quien yo creo, se trata de un periodista completamente obtuso, debía darle vergüenza estar hablando del “nivel” y del “estatus” de su investidura. Este pobre hombre, que sigue siendo un pobre hombre, aunque ya no sea un hombre pobre y aunque le hayan exonerado un cohete espacial para que se vuelva notable de alguna forma, proviene de la provincia de Bahoruco, un lugar en el que la mitad de la población vive en la indigencia, alrededor del 86 por ciento no tiene sus necesidades más elementales cubiertas y casi el 90% de las familias sobrevive con menos de 1,000 pesos al mes.

Pero al insustancioso señor Méndez, el “nivel” que le preocupa es el de su condición de flamante diputado. No el del analfabetismo que en Bahoruco es más alto que en el resto del país. O el de la mortalidad infantil, que también en su provincia es mayor que en los demás sitios. O el de la dificultad extrema para conseguir agua potable, que padece con mayor agudeza que en el resto de la República, la población que lo tiene a él como su representante.

La gente para la que Méndez es una autoridad, no cuenta con instalaciones sanitarias. No tiene trabajo, ni comida, ni salud, ni transporte, ni educación. Sus esperanzas están puestas en los juegos de azar. Sus refugios son la bulla y la bebida. Sus casas son covachas. Sus niños están llenos de piojos y lombrices.

Tienen la piel macilenta y llena de pústulas, ñáñaras y hongos. Sus dientes están podridos. Llevan los pies descalzos. Por las narices les cuelgan ríos de mocos. Tienen las orejas enchapadas de mugre y padecen toda clase de violencia, empezando por la que ejerce el diputado Méndez solo con el hecho de pasarles por el lado en su cohete exonerado. Justo el diputado que alguna vez fue uno de esos niños con lombrices que agonizan en Bahoruco es el que hoy sale hablando del “nivel” y el “estatus” que necesitan los diputados y se queja de que el país no le paga la cuenta completa de su celular.

Podrá tener otras cosas, pero no dignidad, ni nivel, ni el adecuado estatus, un bochornoso cuerpo legislativo ignorante, inescrupuloso y corrupto, que legisla a favor de sí mismo y un reducido grupo, en contra de los intereses y el bienestar del pueblo por el todos esos parásitos mediocres y engreídos, hinchados de petulancia y rapacidad, se hacen mantener, como si fueran magnates petroleros.

La dignidad, señor Genao, señor Mendez y demás congresistas, se puede montar en carro público, voladora, motoconcho y carreta. Puede ir en bicicleta, yola, patana, motor, triciclo, patines y hasta en burro. La dignidad puede andar a pie, comer fritangas y beber cerveza, mabí y ron. O agua. A veces con su bacteria de cólera incluida.

Sí, también puede llevar perfume e incluso perfumes exquisitos. Hay una dignidad que puede andar en un buen carro, que come langosta asada, quesos italianos, españoles y franceses, jamón ibérico gran reserva o caviar y toma champagne y vinos finos y se va de viaje en un crucero por las Bahamas o en un recorrido por Europa. Y tiene casas caras, (aunque nunca con la opulencia berreadora de ustedes), se pone ropas finas, se arregla las uñas y el pelo, se da masajes y hasta se hace sofisticadísimas depilaciones brasileñas de las que no dejan un pelo ni en el sitio más recóndito del cuerpo, todo lo cual es perfectamente legítimo, perfectamente digno y está muy bien, si se paga con dinero producto de un trabajo honesto y/o una práctica profesional y empresarial adherida a ciertas normas de ética.

La dignidad, señores legisladores, se contradice con sus nominillas, con el nepotismo, con la ineptitud, con el latrocinio, con las ONGs fantasmas, con el tráfico de personas, con el tráfico de armas, con el tráfico de drogas, con las asociaciones con los traficantes de drogas, con el tráfico de influencias, con la discriminación, con el clientelismo, el macuterismo, la irresponsabilidad ante los propios hijos y los sobornos. Tanto de los sobornos que provienen del Poder Ejecutivo como del sector privado.

La dignidad no tiene desinstitucionalizantes partidas presupuestarias “para trabajo social”, que son parte de las muchas fuentes irregulares de riqueza de los congresistas dominicanos. La dignidad, el nivel y el estatus del Congreso se define con la medida en que los legisladores asumen su función, que no es hacer caridad clientelista, embolsillándose la mayor parte de los recursos, sino legislar para un funcionamiento social idóneo, preservando los bienes públicos, conciliando intereses encontrados con una distribución equitativa de las riquezas, un desarrollo económico sustentable y una organización del bienestar general, que garantice el acceso colectivo a los servicios y el propiciamiento y canalización de las potencialidades del país y de su gente.

El problema es que la mayoría de ustedes no puede asumir esas responsabilidades. Ese no es un oficio para gente que confunde la dignidad con el boato de un carro.

http://www.acento.com.do/index.php/news/5667/56/Dignidad-nivel-y-estatus-en-el-Congreso-Sara-Perez-retorna-con-su-Diario-de-la-Ciguapa.html