Inquietudes, Conocimiento y Experiencias. Una publicación Aceda - Eramis Cruz *******

domingo, 16 de abril de 2017

El amor se siente gracias al hígado y no al corazón

El amor ha sido asociado por años con el corazón. Este órgano es un icono el Día de los Enamorados y, generalmente, se utiliza para representar los sentimientos que se tienen por alguna persona.

“Te amo con todo el corazón” es una frase que se suele emplear con recurrencia, pero de acuerdo al psicólogo Boris Barraza, lo correcto sería decir “Te amo con todo el hígado.”Y es que lo que hace que “alguien nos mueva el tapete” es un proceso químico que comienza cuando las féminas destilan sus feromonas.El psicólogo explica que las damas están permanentemente emitiéndolas. En algunas ocasiones con mayor intensidad que otras. Se captan a través de un órgano llamado vomeronasal, que se localiza en el epitelio olfatorio, en el cerebro, y de ahí ingresan al sistema nervioso central.

El “clic” -según Barraza- se da cuando el umbral perceptivo olfativo del muchacho se encuentra en la misma frecuencia que la vibración de las feromonas de la joven. Es por esta razón que una chica puede resultar atractiva para alguien y no para otro.En ese intercambio de estímulos, se descargan ciertas sustancias que impactan el hígado, lo que genera que éste libere unas hormonas llamadas glucocorticoides. “Son una especie de almacenadoras de energía. Cuando estamos emocionalmente impresionados, tanto la adrenalina como los glucocorticoides se liberan y hacen que nos sintamos bien con la persona que nos atrae”, señala Barraza.“Cuando alguien nos gusta, tenemos tanta energía que el corazón comienza a acelerar su ritmo cardíaco -por ello la asociación del amor con dicho órgano-. Es una respuesta a lo que el hígado está indicando. La pasión que se siente es el hígado trabajando con las suprarrenales”, agrega.

Es por esto que se dice que el enamoramiento es un proceso neuroendocrinológico.Aquí se entra en una etapa de fascinación, en la que no se le ve ningún defecto a la pareja. Esto mueve a iniciar una relación de noviazgo, donde se sube otro escalón: se pasa a la ilusión. Acá se empiezan hacer planes a corto, mediano y largo plazo con la pareja, desde viajar a casarse y formar una familia. Se comparte con el otro y es a través de la convivencia que suele surgir el afecto y a veces el amor.

La tercera etapa es la más difícil. Según Barraza es conocida como objetivación o confrontación. En ella, se comienzan a notar las imperfecciones del otro y es cuando se decide si se sigue o no. En un noviazgo, no todas las parejas pasan por las tres etapas. “Hay relaciones que duran más que otras. Y el hecho de que logren sobrellevar la tercera no significa que al final vayan a quedarse juntos”, sostiene Barraza.

En este caminar, a veces se suele confundir la pasión con estar enamorado. Barraza aclara la diferencia: la primera es una reacción intensa que acaba en un instante; la segunda te hace sentir bien constantemente.

Amor para siempre
De acuerdo al psicólogo, el amor eterno es posible. “Se trata del amor que ha soportado y seguirá soportando las pruebas del tiempo. Es el amor maduro”, expresa.
Alcanzarlo implica un esfuerzo grande de la pareja. El apoyo y la comprensión no pueden faltar. Varios estudios han revelado que el enamoramiento no dura más que dos años, entre ellos el presentado por la BBC a inicios de febrero.

La investigación la realizó un equipo de la Universidad de Pisa, en Italia, y una de sus conclusiones es que “cuando una relación se vuelve estable, un tipo diferente de hormonas toma el relevo de la química corporal.” De las neurotrofinas o “moléculas del amor” se pasa a segregar oxitocinas o “moléculas de la ternura.”

Así finaliza el enamoramiento, pero no el amor. Sin embargo, Barraza establece que la monotonía puede deteriorar dicho sentimiento, por lo que recomienda la innovación diaria.
Con información de El Salvador

http://culturizando.com/el-amor-se-siente-gracias-al-higado-y/

=========================================

jueves, 13 de abril de 2017

El legado de William Edgard Burghardt DuBois

Por Eramis Cruz


 La historia no ha terminado, la historia nunca termina, porque es simplemente el antecedente del futuro. He aquí un hombre ilustre, que viene a complementar el escaso número de grandes luchadores de este planeta en el que habitamos los hombres que tenemos la responsabilidad de hacerlo mejor para el género animal, del cual somos nosotros los más atinados a dirigir los grandes y positivos cambios.

A esta parte del planeta, ocupado por los Estados Unidos de América, llegaron hombres blancos en un tiempo cuando sólo habitaban unos que ellos llamaron indios, luego trajeron negros del continente del sol, como esclavos que usaban y vendían como cosas poseídas, de esos negros surgieron hombres que soñaron con la existencia de un Estados Unidos libre de discriminación racial, donde los hombres y las mujeres no sufrieran la consecuencia del odio y la explotación por el simple hecho de ser negros, hispanos, o asiáticos.

Cuando analizamos la vida de un hombre que nunca tuvo miedo a la controversia y que fue capaz de sacrificarlo todo para sostener sus convicciones, entonces nos damos cuenta cuan profundamente han estado enclavadas las raíces raciales de este país. Pero sobre todo, cómo se han resistido a los embates de la lucha de las ideas los defensores tradicionales de la sociedad basada en el predominio económico y político de aquellos que monopolizan los medios.
  William Edgard Burghardt DuBois, es un referente a un hombre que se entregó por la causa de la igualdad de los hombres en esta  nación, ese es un legado que ha sido reconocido inclusive por aquellos que de algún modo no compartieron los últimos giros que tomó su vida a favor de las ideas del socialismo.

  En la presente circunstancia de la realidad que viven los afro-americanos, conjuntamente con las otras minorías, en el ámbito económico, de salud, vivienda, seguridad de empleo y justicia social, las ideas de este hombre siguen vigentes, y deben constituirse en razones para reactivar las acciones y las reacciones contra la sociedad de consumo y de la explotación de la fuerza de trabajo.  W. E. B. DuBois ocupó una posición en la historia de las luchas civiles de este país, y por la reivindicación de la dignidad humana en otros países, que a la vez es extremadamente distante de las posiciones que han ocupado el General Colin Powell, la Secretaria de Defensa  Condoleeza Rice y el Juez de la Corte Suprema Clarence Thomas entre otros que sirven a la ala conservadora de la nación. En términos más claros, se prestan al juego contra su propia gente bajo los indicadores de un discurso ya expuesto por Booker T. Washington.

William Edgard Burghardt DuBois nació el 23 de febrero de 1868 en Great Barrington, Massachussets, y murió el 27 de agosto de 1963 en Accra, capital de Ghana.  DuBois se hizo miembro del partido comunista en 1961 y ciudadano de Ghana, luego de renunciar a la ciudadanía norteamericana.
Este académico es bien conocido como un autor afro-americano, catedrático y sociólogo, fundador de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) en 1909.  Fue el editor de la revista “The Crisis” que era un órgano dedicado a los aspectos de interés para la  gente de color.  Es el más destacado opositor negro estadounidense durante la primera parte del siglo veinte. En 1952 recibió el premio del Consejo Mundial de la Paz y el premio soviético por la Paz Lenin en el 1959.  Ha de suponerse que estas influencias de DuBois en los medios diplomáticos y terrenos internacionales debió de ser de mucha molestia para la oligarquía estadounidense, porque el nombre de DuBois llegó a ser sinónimo de las denuncias y protestas contra la segregación de los negros en una nación supuesta a ser ejemplo de la democracia para el mundo, pero segada por la supremacía blanca y las aspiraciones imperialistas.

DuBois se gradúo en Fisk University, una institución académica de artes liberales, establecida para los negros en Nashville, Tennessee, en 1888.  Poseyó un ph.D. de la Universidad de Harvard en 1895, siendo el primer afro-americano en obtener ese título de ese prestigioso centro académico. Su disertación con motivo de su doctorado fue publicada en 1896, titulada “La supresión del comercio de esclavos africanos en los Estados Unidos de América, 1638-1870”.  Cabe señalar que DuBois obtuvo una maestría en historia avanzada, tenía amplias habilidades en materia de ciencias sociales, y condujo amplias investigaciones sobre las condiciones de los negros mientras era profesor de la Universidad de Georgia, es su mérito que “The Philadelphia Negro”, 1899, fuera el primer caso de estudio de la comunidad negra en los Estados Unidos.

 Para ese entonces Booker T. Washington era el negro de mayor influencia en América, para los años posteriores a 1915, un gran educador, para finales del siglo 19 y principio del siglo 20, pero estaba destinado a ser superado en los aspectos fundamentales de su filosofía por aquellos líderes más radicales de la estatura de W. E. B DuBois, quien demostró, con la teoría y la práctica, que para los negros alcanzar un estatuto libertario era necesario escalar estrategias y tácticas más radicales aún fuera a costo de conflictos sociales y políticos frente a la tolerancia y la reconciliación. Booker pensaba que era más exitoso un trabajo desde el centro del poder, tenía fe en el alcance de la educación como medio de superación, y desde esa posición controlaba recursos de importancia destinados para esos fines. El hombre tiene sus méritos históricos y temple de carácter demostrado desde su juventud. Nacido esclavo en una hacienda de Virginia trabajó en las minas, pero estuvo decidido a subir la escalera académica para alcanzar la prominencia, viajaba gran distancia para llegar a “Hampton Instittute”. 

Al principio, DuBois también compartía la creencia de que las ciencias sociales eran suficientes para ofrecer las soluciones a los problemas raciales, pero gradualmente se convenció de que debido a la violencia extrema, el racismo imperante, las injusticias y el prejuicio racial, era necesario optar por medidas de protesta y agitación.
Debido a esas convicciones DuBois entra en desacuerdo con este líder de mucho prestigio y contemporáneo suyo, Booker T. Washington, que predicaba y sostenía una filosofía de acomodamiento y que en cierta medida proponía que los negros aceptaran las condiciones de discriminación mientras elevaban sus condiciones económicas y ascendieran hacia posiciones que les permitieran ganar el respecto de los opresores.

En el año 1903 en su famoso libro “Las Almas de la gente negra” (The Souls of the Black Folk), DuBois expone que la estrategia de Booker T. Washington, no terminaría con la liberación de los negros de la opresión, sino que la perpetuaría solamente. Precisamente, DuBois con la oposición a la táctica pasiva de Booker dividió en dos alas a los dirigentes negros cuando muchas etapas faltaban por encumbrarse hasta llegar a las contundentes protestas por los derechos civiles de los negros en los Estados Unidos y la aparición de figuras políticas de las cualidades de Martín Luther King Jr. y Malcolm X. Dos alas en vez de una hicieron posible un vuelo más acelerado hacia metas más objetivas.
Lo que hace prominentes a los grandes líderes es esa simbiosis que entrelaza su creencia con la puesta en práctica de ejecutorias capaces de provocar la acción efectiva de la gente en busca de solucionar los problemas que afectan tanto a ella como a sus descendientes.  En 1905 DuBois toma el liderazgo en la fundación del Niagara Movement (Movimiento Niagara) que tenía como principal moción desenmascarar la plataforma de Booker T. Washington. Este reducido movimiento dirigido por DuBois fue de importancia vital en las definiciones y concretizaciones por la influencias ejercida dentro de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP).

W. E. B. DuBois enfatizó en dos elementos que todavía hoy son parte de un componente crítico en término de la razón fundamental sostenida por la constitución de los Estados Unidos consistente en garantizar el bienestar general de la población. Por un lado ser un americano y por el otro ser un negro, dos elementos que, según DuBois, eran dos conceptos irreconciliables en medio de la segregación, dos ideas preocupantes residentes en un mismo cuerpo negro.  Emerge ese concepto al sueño de que fuera posible para el hombre ser americano y negro sin que las puertas de las oportunidades se cerraran en su cara.

DuBois fue fundamental en la preparación de la primera conferencia del Pan-African en Londres en el 1900, y el diseñador de cuatro congresos del Pan-African que se desarrollaron entre 1919 y 1927. El Pan-Africanismo perseguía el objetivo común de los descendientes africanos en la lucha por su libertad en el mundo.
 Su trabajo durante un extenso periodo en la Universidad de Atlanta contribuyó con su regreso a la NAACP para el 1944, pero también fue mantenido en la mira de muchos por su tendencia y sus enunciados que cada vez lo acercaban más a la izquierda política. Luego de ser confirmada su identificación a favor la causa rusa, el fue acusado de ser un agente no registrado de una potencia extranjera en 1951, para ese entonces tenía la edad de 83 años. A pesar del reverso que se le dio a ese proceso por un juez federal, DuBois se sintió decepcionado de los Estados Unidos y en 1961, a la edad de 93 años, se unió al partido comunista y se mudó a Ghana, renunció a la ciudadanía de su país.


El entonces presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, visitó Ghana (Oeste de África) el 23 de marzo de 1998 y reconoció el legado de DuBois y mencionó que éste se hiciera ciudadano de este territorio para el final de sus días. DuBois fue bienvenido por el presidente Kwame Nkrumah, que también era su amigos. El presidente Clinton citó a DuBois cuando dijo que “el habito de la democracia debería ínter circular la tierra”.  Una expresión que expone el carácter universal de las convicciones de W. E. B. DuBois.  El paso del tiempo, a pesar de las tormentas, demuestra que la verdad perdurará por encima de quienes pretendan dilatar las luces para mantener la humanidad a oscuras pretendiendo cortar las alas a las ideas luminarias de los hombres con conciencia histórica.

miércoles, 8 de marzo de 2017

El sindicalismo en República Dominicana


http://hoy.com.do/image/article/233/460x390/0/EDD11C8B-EBA8-4791-82B5-81B16787E851.jpeg
POR JOSÉ GÓMEZ CERDA
A fines del siglo XIX es cuando empiezan a organizarse diversos grupos de trabajadores en la Republica Dominicana. En 1905 se forman algunas organizaciones de trabajadores, entre ellas el Gremio de Panaderos  de Santiago, también surgen otras asociaciones en los sectores portuarios y azucareros.
José Eugenio Kunhardt fue uno de los pioneros del sindicalismo dominicano, era un agrimensor, que siempre defendió a los trabajadores dominicanos, estuvo en la carcel y en el exilio durante el gobierno del Presidente Heureaux. Falleció en su ciudad natal de Puerto Plata en 1928.
En 1919 se creó en Santiago la Hermandad Cigarrera, formada por trabajadores de las diversas empresas tabacaleras de Santiago.
El 17 de noviembre de 1929 se constituyó la Confederación de Trabajadores Dominicanos (C.T.D.), incorporada el 10 de abril de 1930 por el Presidente Rafael Estrella Ureña.
Rafael Leonidas Trujillo asume el poder en 1930, que comienza una etapa de una dictadura muy fuerte frente a los líderes de oposición, las organizaciones de trabajadores y contra los intereses del pueblo dominicano. Durante los gobiernos de Trujillo no existió libertad sindical.
En 1942 una huelga de trabajadores azucareros en el Central Romana es reprimida por los militares. En 1943 se dicta la primera ley para regularizar las organizaciones sindicales.
En enero de 1946 se realizó la acción de mayor trascendencia de parte de los trabajadores frente a la dictadura de Trujillo que fue la huelga de trabajadores de la región del Este que se originó en La Romana y se extendió a San Pedro de Macorís, duró una semana y concluyó con un aumento en los salarios de los trabajadores, pero también le costó la vida a varios dirigentes, persecuciones y prisiones para otros.
El 2 de marzo de 1946 fueron asesinados en La Romana Ángel María Dickson   ( Blanquito), y Héctor Porfirio Quezada ( Negrito).
El líder de estas acciones fue Mauricio Báez, quien después de estar en prisión logró asilarse en la Embajada de México, en Santo Domingo, salió hacia La Habana, Cuba, donde fue asesinado por esbirros del dictador Trujillo. Mauricio Báez fue el principal líder obrero para los trabajadores azucareros del Este, desempeñó el cargo de Presidente de la Federación de Trabajadores de San Pedro de Macorís, tenía todas las características de un líder sindical nacional, tanto en la industria del azúcar como en toda la región del Este.
El 24 de septiembre de 1946 se realizó en Primer Congreso Nacional de Trabajadores, con la participación de dirigentes obreros de distintas regiones y tendencias, aprovechando la apertura que Trujillo brindó a grupos de oposición.
El asesinato del dictador Rafael Leonidas Trujillo, el 30 de mayo de 1961 cerró un capitulo para los trabajadores y el pueblo dominicano, sin embargo, para esa fecha la clase trabajadora dominicana se encontraba sin líderes, sin trayectoria sindical, y sin una organización representativa. Galíndez se preguntaba en su libro: ¿Dónde se formarán los futuros dirigentes sindicales dominicanos?
Con el asesinato del dictador Rafael Leonidas Trujillo el 30 de mayo de 1961, se inició en la República Dominicana un cambio de vida y libertades, que habían sido conculcadas durante 31 años.
En septiembre de 1961 se formó el Frente Obrero Unido Pro Sindicatos Autónomos (FOUPSA), primera organización sindical de carácter nacional de la nueva etapa en la vida dominicana.
FOUPSA se fue debilitando desde su inicio, y los intereses partidistas fueron superiores a los intereses de la clase trabajadora, de ahí surgió un grupo pronorteamericano llamado FOUPSA LIBRE, que luego se convirtió en Confederación Nacional de Trabajadores Libres (CONATRAL);  otro grupo se fusionó con una asociación  que antes se había separado de FOUPSA llamada Central Sindical de Trabajadores Dominicanos (CESITRADO),  y formaron FOUPSA-CESITRADO, que luego se convirtió en una dependencia del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y un tercer grupo mantuvo el nombre de FOUPSA. Tres meses después de constituida la FOUPSA estaba dividida en tres.
El 5 de febrero de 1962 de se formó el Sindicato Autónomo de Industria Farmacéutica, SADIF, en Santiago, que daría origen a la formación de la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos ( CASC). También se creó el Instituto Nacional de Formación Agraria y Sindical (INFAS), órgano educativo de la CASC.
 El 25 de febrero de 1962 se constituyó la Confederación Nacional de Trabajadores Libres (CONATRAL), con dirigentes disidentes de la original FOUPSA, sus principales dirigentes eran Robinson Ruiz López, Antonio Checo y Diego Díaz.
A fines de agosto de 1962 se celebra el PRIMER CONGRESO NACIONAL DE TRABAJADORES DOMINICANOS, organizado por la CASC, en el local de la Hermandad Cigarrera de Santiago, con la participación de 300 delegados oficiales.
El 1ro. de mayo se constituyó LA UNION, una central sindical controlada por el Movimiento Político 14 de junio, sin bases sindicales, dirigida por un grupo de militantes partidistas empleados de la Cervecería Nacional Dominicana y la Fábrica de Cemento, de Santo Domingo.
El 20 de junio de 1964 se constituyó la Federación Nacional de Transporte Dominicano (FENATRADO), integrado por la Asociación Dominicana de Chóferes Sindicalizados de Santo Domingo, Sindicato Único de Chóferes de Camiones de Santo Domingo, Cargadores y Descargadores de Puerto Plata, Santiago, Santo Domingo e Higüey; Los Transportadores de Cargas de Santiago y los Chóferes Sindicalizados de La Romana.
HUELGA GENERAL
En  agosto de 1964 el Gobierno del Triunvirato pretendió modificar las aportaciones de los trabajadores para el sostenimiento del Seguro Social. La Ley 360 pretendía modificar la Ley 1896, sobre Seguros Sociales, para que los trabajadores  y los Empleadores aportaran el doble (del 2 _% al 5%).Estalló una  huelga nacional fue convocada por la CASC, en Santiago y se extendió a todo el país.
El 24 de abril de 1965 marca una fecha histórica para todo el pueblo dominicano, representó un paso importante en la toma del poder del pueblo. Las organizaciones de trabajadores, el sindicalismo, tuvo una actuación muy importante.
El 28 desembarcaron los primeros militares norteamericanos, que llegaron a 42.000, evacuaron 1.172 personas  rumbo a Estados Unidos, norteamericanos, miembros del gobierno del Triunvirato y artistas que filmaban una película en Santo Domingo.
 Mientras tanto, la Confederación Nacional de Trabajadores Libres (CONATRAL), hablando desde Santo Domingo  en la emisora radial La Voz de los Estados Unidos, apoyó la intervención y repudió al movimiento constitucionalista. Más tarde hizo lo mismo el Presidente de la AFL-CIO, de Estados Unidos, George Meany.
La Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos (CASC) constituyó el COMANDO ARMADO SINDICAL CRISTIANO (CASC), participando directamente a favor del movimiento constitucionalista.
Los grupos sindicales que apoyaron el Movimiento Constitucionalista fueron la CASC, UNACHOSIN, POASI y FOUPA-CESITRADO.
El domingo 19 de mayo de 1968 se realizó el ENCUENTRO DE TRABAJADORES DEL MUNDO, una manifestación gigantesca, con la participación de alrededor de 8.000 trabajadores que llenaron las instalaciones del Teatro AGUA Y LUZ, en la Feria de Santo Domingo, donde también participaron decenas de delegados internacionales. Este evento fue coordinado por la CLASC y la CASC.
Del 20 al 24 de mayo de 1968, se realizó en  Santo Domingo, la I CONFERENCIA SINDICAL SOBRE INTEGRACION Y DESARROLLO DE AMERICA LATINA, organizada por la Confederación Latinoamericana de Sindicalistas Cristianos (CLASC), hoy Central Latinoamericana de Trabajadores (CLAT), con el apoyo de la CASC de Republica Dominicana.
El 24 de septiembre de 1965 se constituyó la Confederación Sindical de Trabajadores Organizados (COSTO), siendo sus principales dirigentes Fernando Muñiz y Robinson Ruiz López.
El 14 de noviembre de 1971 se constituye la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), compuesta por la Federación Nacional de Trabajadores de la Alimentación y Afines (FETRAAFINES), la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios (FNTP) y la Federación Nacional de Transporte Dominicano (FENATRADO). El principal dirigente  electo fue Pascual Vizcaino.
La CNTD sustituyó a la CONATRAL y queda afiliada a la Organización Regional Interamericana de Trabajadores ( ORIT) y a la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL).
El 30 de Enero de 1972 en una reunión efectuada en Santiago, organizaron un grupo llamado Central General de Trabajadores (CGT), constituyéndose en un bloque dentro de la CASC, antes de celebrarse el Congreso. La intención era cambiar el nombre de  CASC por CGT.
La ruptura se produjo durante el V Congreso Nacional de Trabajadores Dominicanos, fijado para los días 4, 5 y 6 de febrero de 1972, en ocasión de celebrarse el X Aniversario de la fundación de la CASC, de esa división nació la Central General de Trabajadores (C.G.T.)
El primero de noviembre de 1974 fue el asesinato  de la líder sindical campesina Florinda Soriano Muñoz (Mamá Tingó), asesinada  en Gualey, Hato Viejo, Yamasá, en República Dominicana.
La Central General de Trabajadores (CGT) sufrió varias divisiones, de ahí surgieron la CGT Mayoritaria, la CTC,  y la CTG.
El Partido Revolucionario Dominicano creó la Unión General de Trabajadores Dominicanos (UGTD). La UGTD  sufrió varias divisiones, entre ellas la separación de un grupo que creó la Central de Trabajadores Clasistas (CTC).
La CASC y la CNTD se mantuvieron como centrales estables. La CASC siempre ha estado afiliada a la CLAT y a la CMT; y la CNTD a la ORIT y la CIOSL.
En 1990 se creó la Coordinadora Autónoma Sindical, pero luego la CASC, la CNTD y la Unión General de Trabajadores Dominicanos (UGTD) se desligaron de la Coordinadora, los otros grupos constituyeron la CTU en 1991, integrando a la  Central de Trabajadores Mayoritarios (CTM), Central de Trabajadores Clasistas (CTC) Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Central de Trabajadores Independientes (CTI).
La CTU nace como un proyecto de los dos principales partidos políticos (Partido de Liberación Dominicana –PLD), el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y segmentos de partidos de izquierda, como lo consagra el articulo  3 párrafo 3 de sus Estatutos, con una participación proporcional en todos los órganos de dirección.
Algunas centrales militaron en la Federación Sindical Mundial (FSM), pero luego pasaron a la Organización Internacional de Organizaciones Sindicales Libres (CIOSL) y a la Organización Regional  Interamericana de Trabajadores (ORIT).
En 1996, el movimiento sindical de Finlandia, a través del SASK apoyó un programa para promover la unidad sindical de las centrales sindicales de Republica Dominicana, y se inició la Mesa del Dialogo y Concertación Sindical.
El 20 de junio de 1998 se firmó un acuerdo para crear una coordinadora y el 28 de noviembre de ese mismo año se creó el Consejo Nacional de Unidad Sindical (CNUS), integrado por la CASC, CNTD, CTU y la CGT.
Ese proceso contó con el apoyo financiero del SASK de Finlandia, de la LO-FTF de Dinamarca y la coordinación del Instituto Nacional de Formación Sindical (INFOS).
Luego se integraron a la cooperación el Centro de Solidaridad de la AFL-CIO, de Estados Unidos, la Fundación Friedrich Ebert (FES, de Alemania, y la LO de Noruega.
El Movimiento Socio Cultural para los Trabajadores Haitianos (MOSTHA) es una organización de emigrantes haitianos afiliado a la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), organización sin fines lucrativos, se dedica a la mejoría  de la calidad de vida y el respeto a los derechos humanos de los emigrantes haitianos en República Dominicana, sus familias y otras poblaciones, apoyadas por la implementación de programas y proyectos de desarrollo comunitario integral.
En un Congreso Nacional realizado el sábado 3 de diciembre 2005, en Santo Domingo, dos Centrales sindicales se unificaron y constituyeron la CONFEDERACION NACIONALDE UNIDAD SINDICAL (CNUS).
Las centrales que se unificaron fueron: La Central General de Trabajadores (CGT) y  la Central de Trabajadores Unitaria (C.T.U). Las organizaciones afiliadas a estas centrales tienen doble afiliación, a la CNUS y a su central sindical, hasta que las centrales y federaciones se disuelvan.
La Confederación Nacional de Unidad Sindical, sustituye el Consejo Nacional de Unidad Sindical (CNUS), que venia funcionando desde 1998.
La Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC) y la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD)  se declararon  independientes y autónomas, manteniéndose al margen de la nueva Confederación.
El sábado 10 de diciembre la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD) realizó su Congreso ordinario.
Actualmente existen tres sectores sindicales: La Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), la Confederación Autónoma  Sindical Clasista (CASC) y la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD).
En los últimos meses se han afiliado a la CASC importantes organizaciones sindicales, entre ellas la Federación Nacional de Transporte Dominicano (FENATRADO), con 35.000 afiliados, el Consejo Nacional de Parceleros, con 20.000 miembros, la Federación de Trabajadores de Hoteles de Puerto Plata, la Asociación Dominicana de Periodistas y Escritores (ADPE), la Asociación de Fisioterapistas, el sindicato de controladores de Trafico aéreo, y otras importantes organizaciones, que llegan alrededor de 75.000 nuevos afiliados a la CASC, manteniendo su lugar como la primera organización sindical de la República Dominicana.
Periodico dominicano www.hoy.do.com
================================================

lunes, 27 de febrero de 2017

Cómo fue la primera gran ley para prohibir la inmigración a EE.UU

130 años antes de la llegada de Donald Trump al poder

Febrero 26, 2017 Dato de Primera Plana

Estados Unidos.- Son momentos de tensión económica y estos extranjeros son vistos con resentimiento por los locales.

Llegaron a Estados Unidos para enviar dinero a las familias que dejaron en su país y, además, tienen que pagar los préstamos que contrajeron con los comerciantes que les ayudaron a materializar el tan anhelado viaje.

Estamos en las décadas de 1840 y 1850 y estos inmigrantes son los chinos.

“Al tiempo que luchaban por encontrar trabajo, los inmigrantes chinos también peleaban por sus vidas. Durante las primeras décadas en Estados Unidos, los chinos sufrieron una epidemia de ataques racistas violentos, una campaña de persecución y asesinatos que hoy en día se ven con estremecimiento”, señala el reportaje “Inmigration” del sitio en internet de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.

“Desde Seattle hasta Los Ángeles, desde Wyoming hasta los pequeños pueblos de California, los inmigrantes chinos fueron obligados a dejar negocios, abandonar ciudades, fueron golpeados, torturados, linchados y masacrados, generalmente con la mínima esperanza de recibir ayuda de la ley”.

Se puede afirmar que los inmigrantes chinos sufrieron el peor tratamiento que haya tenido cualquier otro grupo que vino voluntariamente a EE.UU.”
Biblioteca del Congreso de EE.UU.
Contribuyeron a este clima de terror y derramamiento de sangre”, indica la institución.Y es que para muchos historiadores, los chinos fueron el chivo expiatorio de la clase política estadounidense de la época.

“Menos civilizados”
De acuerdo con el estudio de la Biblioteca del Congreso, “los perpetradores de estos crímenes, que incluían estadounidenses de muchos segmentos de la sociedad, quedaron, en gran medida, sin castigo”.

Las estadísticas exactas de este periodo son difíciles de obtener, pero se puede afirmar que los inmigrantes chinos sufrieron el peor tratamiento que haya tenido cualquier otro grupo que vino voluntariamente a Estados Unidos”.

Un viajero que provenía de la costa este de Estados Unidos contó lo que vio en California: “Abusar de un chino, robarle, patearle y esposarle; incluso matarlo, son cosas que se han hecho no sólo con impunidad por hombres malvados y retorcidos, sino hasta con vanagloria”.

Y es que, según la investigación “Inmigration to the United States, 1789-1930” (“Inmigración a Estados Unidos, 1789-1930”) de la Biblioteca de la Universidad de Harvard, algunos estadounidenses veían a los chinos como “racialmente inferiores”.

“Cuando los chinos fueron discriminados en el siglo XIX, el argumento era que les estaban quitando los trabajos a los estadounidenses y que los chinos eran menos civilizados que los estadounidenses blancos”, señala, en conversación con BBC Mundo, el profesor Xu Guoqi, autor de “Chinese and Americans. A shared history” (“Los chinos y los estadounidenses. Una historia compartida”).

Desde minas hasta ferrocarriles
Las noticias sobre el descubrimiento de minas de oro en Estados Unidos no tardaron en llegar a otros continentes y en atraer a inmigrantes.

En 1848, se desató el fenómeno conocido como “California gold rush“, “La fiebre del oro en California”.

En la década de 1850, los chinos llegaron a trabajar en las minas de oro. Pero también se les empleó en el sector agrícola, en fábricas, restaurantes, lavanderías.

“Los inmigrantes chinos fueron particularmente fundamentales en la construcción de ferrocarriles en el oeste de Estados Unidos y a medida de que los trabajadores chinos prosperaban en Estados Unidos, algunos de ellos se convirtieron en empresarios gracias a su propio esfuerzo”, indica la unidad de Historia del Departamento de Estado de Estados Unidos, en el artículo “Chinese Immigration and the Chinese Exclusion Acts” (“Inmigración china y las Leyes de Exclusión de Chinos”).

Algunos decían que ‘admitir a los chinos en EE.UU. degradaba los estándares culturales y morales de la sociedad’”
Departamento de Estado de EE.UU.De hecho, entre 1864 y 1869, los chinos ayudaron a construir el primer ferrocarril transcontinental en la red Central Pacific.

Como la mayoría de las comunidades de inmigrantes, los chinos establecieron sus propios vecindarios e historias sobre lo que supuestamente sucedía en las llamadas Chinatowns, “Ciudades Chinas”, exacerbaron los prejuicios.

Cuentos sobre Chinatowns como lugares donde grandes números de chinos se reunían para visitar prostitutas, fumar opio o apostar se propagaron”, señala el análisis del Departamento de Estado.

Fue así como se comenzaron a escuchar voces que pedían una legislación contra la inmigración china.

Algunos decían que “admitir a los chinos en Estados Unidos degradaba los estándares culturales y morales de la sociedad estadounidense”, indica el Departamento de Estado.

“Otros usaron un argumento más claramente racista para limitar la inmigración procedente del este de Asia y expresaron preocupación por la integridad de la composición racial estadounidense”.

Los eternos extranjeros
Y esas voces fueron escuchadas.

En 1882, el Congreso aprobó la Ley de Exclusión de los Chinos, la cual fue firmada por el entonces presidente de Estados Unidos, Chester A. Arthur.

La ley suspendió la inmigración de trabajadores chinos (calificados y no calificados y los empleados en la minería) por un periodo de 10 años.

Esa legislación fue la primera en la historia de Estados Unidos que impuso amplias restricciones a la inmigración.

De esa forma, dice el estudio de la Biblioteca del Congreso, “la puerta del sueño americano de los chinos se cerró de un solo golpe”.

Y, al mismo tiempo, un compromiso contraído por Estados Unidos fue ignorado.

“En 1868, inmediatamente después de la Guerra Civil estadounidense, China y Estados Unidos firmaron el Tratado de Burlingame, el cual permitía la libre inmigración entre ciudadanos de ambos países. Pero 14 años después, Estados Unidos olvidó lo que había acordado con los chinos”, dice Xu, quien es profesor de Historia de la Universidad de Hong Kong.

De acuerdo con la Biblioteca del Congreso, esa ley “hizo que los inmigrantes chinos fueran unos extranjeros permanentes”, pues también se les negó el derecho a solicitar la ciudadanía estadounidense.

La medida tuvo un impacto social dramático ya que impidió la reunificación de muchas familias, no sólo por los chinos que no pudieron entrar.

“Los chinos que ya estaban en Estados Unidos no se atrevían a salir del país porque temían que al regresar, las autoridades migratorias no les fueran a permitir el ingreso”, indica Xu.

Y, en términos prácticos, “la Ley de Exclusión así como las restricciones que le siguieron congelaron a la comunidad china en 1882 y le impidieron progresar y asimilarse en la sociedad estadounidense como sí lo pudieron hacer los grupos de inmigrantes europeos”, indica la investigación de la Biblioteca del Congreso.

En 1892, la ley se extendió otros 10 años y en 1902 se hizo permanente.

Es por eso que, como le explica a BBC Mundo el profesor de Historia Estadounidense de la Universidad de Stanford, Gordon Chang ,”lo que se conoce como la Ley de Exclusión de Chinos es, de hecho, una serie de leyes que buscaban mantener a los chinos fuera de Estados Unidos o hacerles la vida tan difícil que no tenían otra opción que irse”.

“Ilegal hasta demostrar lo contrario”
La Ley de Exclusión creó tensión entre los gobiernos de China y Estados Unidos.

Se trató de la primera vez que una política migratoria se interponía en la relación de Estados Unidos con otro país.

Franklin D. Roosevelt, presidente de EE.UU.
“El estatuto también invirtió la habitual presunción de inocencia y planteaba que se consideraba que ‘cualquier persona china o persona de ascendencia china’ estaba en el país ilegalmente al menos de que él o ella pudiera demostrar lo contrario”, señala Daniels.

Y demostrarlo no era algo fácil, como lo explica la profesora Deborah Samuel en su investigación “Chinese Immigration, Exclusion and the Chinese-American Experience” (“Inmigración china, exclusión y la experiencia chino estadounidense”), publicado por la Universidad de Yale.

La historia debería servirnos para recordar que no podemos cometer los mismos errores y que el legado de la Ley de Exclusión de Chinos no debería ser olvidado.

Todavía, hoy en día, los chino estadounidenses son vistos como extranjeros, son caricaturizados y se hacen generalizaciones sobre ellos para hacerlos entrar en un estereotipo que tuvo sus raíces en la Ley de Exclusión de Chinos. El impacto de esta legislación trascendió más allá de su derogación“.

Las fotografías de Arnold Genthe forman parte de “Pictures of old Chinatown”. New York: Moffat, Yard, 1908 y son cortesía del Open Collections Program, Harvard Library. BBC MUNDO


Fuente: http://www.primeraplanany.com/dato-de-primera-plana/fue-la-primera-gran-ley-prohibir-la-inmigracion-ee-uu-130-anos-la-llegada-donald-trump-al-poder/

==========================================================

viernes, 24 de febrero de 2017

Juan Pablo Duarte secuestrado

Eramis Cruz

En el día de su natalicio se recuerda como ha sido secuestrado el fundador de la República Dominicana, Juan Pablo Duarte y Díez, nacido el 26 de enero 1813 - murió en Caracas, Venezuela, el 15 de Julio 1876. El secuestro de este gran padre de la República Dominicana ha sido protagonizado por los gobiernos dominicanos. El secuestro tiene como objetivo impedir la independencia de la nación dominicana que luego de zafarse de ocupación haitiana (1822), el 27 de febrero de 1844, pasó al dominio español hasta la Restauración ((1863), el 3 de marzo1865 y después al dominio de los Estados Unidos que invadió militarmente la nación en dos ocasiones: 1916 y 1965. 
Para solo citar cuatro ejemplos: el dictador Ulises Hilarión Heureaux Lebert (Lilís) desde 1882 hasta 1889; el dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina durante más 30 año; el presidente de la dictadura ilustrada Joaquin Balaguer durante sus turnos a la presidencia desde 1960 hasta 1996 y Leonel Fernandez y Danilo Medina bajo sus gobiernos consecutivos del PLD. 
Debo resaltar que los presidentes de Estados Unidos mintieron al Congreso para justificar estas invasiones. USA no abandonó realmente su influencia o dominio imperial luego de que sus tropas se marcharan de Quisqueya. Al contrario, el país no volvió a ser el mismo después de 1916 porque al término de la ocupación dejaron una completa reestructuración y un gobierno bajo su control. En 1966, tiempo de la Guerra Fría, comisionaron al presidente Balaguer para depurar el territorio de los remanentes revolucionarios anti imperialistas de la Guerra Civil de 1965. La narrativa de estos acontecimientos es una megalomanía.

Ese maquiavélico sistema de gobierno no le es extraño a la historia dominicana si se toma en consideración cuán determinante fue la iglesia Católica en contra de Juan Pablo Duarte, los miembros de la Trinitaria y sus seguidores cuando en el mismo año del nacimiento de la república, en la persona del arzobispo Tomas Portes Infante, amenazó con excomulgarlos si no apoyaban el gobierno de Pedro Santana y Familias, en la Carta Pastoral del 28 de julio 1844. El arzobispo lo hace enfáticamente como representante de Dios y refiere a Santana como seleccionado por Dios dándole carácter teocrático a su gobierno. Esta Carta Pastoral por ser tan grotesca estuvo escondida por cien años hasta que fue descubierta por el historiador dominicano Emilio Rodríguez Demorizi. No es coincidencia que la misma situación en esencia se repitiera en 1963 cuando el padre Jesuita Laútico García confrontó públicamente al profesor Juan Bosch acusándolo de comunista que equivalía a lo mismo que ser ateo en 1844.

Los dominicanos más entregados han permanecido atónitos por el prolongado secuestro de quien desde el principio de la fundación de esta nación fue símbolo de independencia y libertad. Juan Pablo Duarte es un secuestrado y no un prisionero porque nunca fue debidamente procesado ni condenado por una corte. El secuestro físico de Juan Pablo Duarte terminó con su muerte, pero continúa el secuestro de su ideario.

Merece la pena analizar las similitudes, no meras coincidencias, entre el llamado Partido Azul de Ulises Heureaux y Gregorio Luperón y el PLD  (fundado por Juan Bosch) de Leonel Fernandez y Danilo Medina. Ambos partidos y sus líderes engatusaron al pueblo dominicano presentándose como alternativa definitiva a la libertad y la independencia pero en cambio se convirtieron en maquinaria para la corrupción y la impunidad. Tanto Gregorio Luperón como Juan Bosch fueron defraudados por sus discípulos luego que alcanzaron la presidencia de la república. Demás esta decir que detrás de estas traiciones han estado la oligarquía económica y los elementos desenfrenado de una burguesía ambiciosa y los que simplemente usan el Estado como pedestal para hacerse ricos e influyentes cueste lo cueste y caiga quien caiga.

Conviene llamar la atención que Ulises Heureaux fue tan cínico como Joaquín Balaguer. El primero fue el proponente para elevar a Juan Pablo Duarte a padre de la patria, mientras el segundo escribió su obra maestra llamando a Duarte el “Cristo de la libertad”. Ambos presidentes fueron sanguinarios y detractores de la independencia dominicana. Balaguer fue un entreguista al servicio de Estados Unidos y un admirador del elitismo hispánico español.
El patricio Juan Pablo Duarte, luego de ser enviado al exilio, permaneció silente. Muchos dominicanos conscientes se han preguntado porqué tanta desidia contra el padre de la patria cuando el oficialismo en múltiples ocasiones promulgó una nueva Constitución olvidando el proyecto de nación del general Duarte Díez.  

Cada año se hace palpable que Juan Pablo Duarte ha sido un prisionero del oficialismo tanto en la Republica Dominicana como en el exterior. En Nueva York, en Providencia, Rhode Island, y otros lugares se presentan al pie de las estatuas del patricio ofrendas florales y se dicen discursos en favor del gobierno y del presidente de turno. Para confirmar esto siempre son los oficiales los que dicen los discursos principales. Durante esas ceremonias raras veces se hacen alusiones a otras figuras patrióticas como los que murieron durante y después de la invasión norteamericana de 1965. Duarte Igual que Abraham Lincoln en la historia aparecen como personajes desligadas del los movimientos revolucionarios (anarquismo) en la Europa de su época, esas ideas no hacen asomo en hombres tan principales de la historia política.

El pensamiento duartiano no se ha aplicado en la República Dominicana porque los secuestradores y varios historiadores al servicio de intereses encontrados y foráneos se han empeñado en presentar a Duarte como un beatificado, clásico, dócil, y sin la energía suficiente ni capacidad para auto-generarse a nivel de los nuevos tiempos. Nada más alejado de la verdad, Duarte creía en Dios, era masón, pero no era un religioso con característica de monje como Cristobal Colón. Resalta que a Duarte lo forzaron a formar parte de una trilogía de padres de la patria para no darle entero crédito militar y jurídico.
No más evidente que el abandono bajo el cual vivió. Se dejó perdida en la sombra y la polilla del tiempo la documentación de su biografía para luego manipular de manera amañada el Duarte que dieron a conocer en las escuelas y el ámbito oficial. Gracias a su hermana Rosa Duarte algunas paginas sobrevivieron aún cuestionadas por algunos investigadores, porque al parecer no fue un acto voluntario sino un encargo.

Pero el gran temor de la clase dominante en la República Dominicana es que los dominicanos adopten el pensamiento duatiano como hilo conductor e instrumento ideológico para construir de su tres tercera partes de la isla una nación libre en la que todos los dominicanos tengan el derecho a vivir dignamente sin corrupción ni impunidad.
El rescate a pagar por el pensamiento duartiano para sacarlo del secuestro está estrechamente vinculado a la toma de conciencia del pueblo dominicano. Esta concientización y ponderación hoy se nota empañada por los efectos de la bruma del modelo económico neoliberal. Agréguese el concepto de la globalización bajo el cual los grandes capitales de los consorcios locales, internacionales y hasta fantasmagóricos se consolidan para expandir su control sobre gobiernos flácidos como el de la República Dominicana, dirigido por un partido y un gobierno que permite y practica la corrupción y el narcotráfico, y para colmo la impunidad más aberrante. Con cinismo y delirio niegan hechos, datos, evidencias y personajes sin hacer relación de tiempo ni lugar y mucho menos metodología operacional.
Juan Pablo Duarte espera inquieto que sus hermanos dominicanos se acojan a su pensamiento y le rescaten del oficialismo que le silencia y tergiversa los elevados principios sobre los que concibió la nación dominicana.



El autor: Eramis Cruz, es editor, escritor y promotor social dominicano. Radicado en Estados Unidos desde 1978.
perfilamerica@gmail.com








jueves, 9 de febrero de 2017

Episodios heroicos y procesos magníficos



Eramis Cruz

No me cabe la menor duda, nadie puede ser más feliz en esta vida que las personas simples o sencillas, las que no tienen nada que ocultar, son consecuentes de sus actos y


aman la naturaleza. Esta manera de ser es menos complicada que vivir mintiéndose a sí mismo. Quien se valora por lo que es y no por lo que tiene, si alguna vez no tiene nada, la esencia de su persona no se verá afectada, he decir la autoestima o el alto concepto en la que afianza su escala de valores.
Del mismo modo que nadie se baña dos veces en el mismo río, tampoco ninguna mirada se asienta en nuestra apariencia más de una vez, tampoco nosotros sostenemos la misma imagen, además, no todo el mundo valora a la persona por la manera como se ve. Aparte de eso, no siempre los demás nos ven como nosotros pretendemos.
Aún no sea obvio para muchos, por la mayoría de las cosas que benefician nuestra vida, específicamente las más importantes, no podemos reclamar crédito alguno. Uno no decide su ADN, por tanto, ningunas de las cualidades físicas, habilidades y destrezas son en realidad in invento personal, aún dependan de la voluntad de quien la visualiza para hacerlas posibles.
La próxima vez que usted piense en la grandeza que nos define como seres humanos, o se mire en el espejo, piense que valemos más por nuestras similitudes que por nuestras diferencias como miembros de una sociedad o como individuos que dependen unos de los otros para la supervivencia en medio de las tormentas.
Nuestra historia está saturada de episodios heroicos y procesos magníficos. Sobrevivimos a enfermedades contagiosas y mortíferas, gracias a los aportes de científicos que sacrificaron mucho para hacerlo posible, a guerras y turbulencias políticas, gracias a negociaciones para reconciliar intereses encontrados. 
Al final, si miramos la historia con ojo crítico, tenemos más de qué estar agradecidos, que el asumido privilegio de rey del universo o de sentirnos prepotentes o distinguidos. Somos un punto invisible en la inmensidad del espacio, en una ínfima porción del tiempo que se consume con un numero limitado de respiros. Pero si nos vemos según nuestra naturaleza sobrepasamos los límites que nos ocultan nuestras falsas percepciones.
Son más lo que nacen que los que mueren. Y a pesar de que millones de hombres y mujeres no dejaron evidencia de su pasar por este espacio, contribuyeron sin darse cuenta para hacer a la aproximas generaciones más fuertes y competitivas. Nada de la naturaleza desaparece, todo se transforma para continuar la existencia. Los criterios que se debaten entre la realidad objetiva y la metafísica no contradice estas aseveraciones. Hagamos de la vida el alcance de la felicidad, no importa la circunstancia.

No importa cuan heroicos hayan sido los eventos, ni los complicados problemas resueltos por necesidades del intercambio comercial, lo importante es que cada día millones de seres humanos se levantan, cual una colonia de hormigas obreras, a afanar para hacer de la tierra un mundo mejor, a veces sin esperar a cambio no más que lo mínimo, apenas suficiente para reponer la energía gastada, un acto valiente compensando con lo tantos que nos ofrece la vida sin exigirnos paga, un cielo infinita para echar la mirada o un mar inmenso para hacer posible navegar la imaginación.

lunes, 9 de enero de 2017

La niña más bella de la cuadra


Eramis Cruz
Ella era esa chica que dibujaba en las páginas de sus ilusiones la sutileza de sus sueños. Tenía piel canela y ojos verdes y al sonreír se le escapaban unas hondas angelicales que los chicos sentíamos como triada de luces invisible que nos invadía el espíritu. Su pelo negro bailaba con el viento de la tarde, mientras ella camina a lo largo de la callejuela del barrio. Ella siempre dijo que la gustaban los claveles, y siempre le traíamos uno aun fuera robado de algún lugar. Todos éramos sus enamorados, pero ninguno se le declaraba, para que fuera la novia de todos no podía ser la de nadie. Algún día tendré una novia como ella −me decía− mientras ella soñaba con cantantes de la televisión que nunca había visto en su vida.
Yo particularmente quería tener el cielo para hacerla reina de su trono, pero en cambio, ella era causa tormentosa de mis desvelos. Despierto con ella soñaba y dormido en ella pensaba. Me atolondraba la distancia abismal entre sus labios y los míos, aunque creía que al escuchar sus palabras percibía un toque de la magia de sus labios, del mismo modo sucedía con la mirada de sus ojos.
Cuando veníamos a la catequesis ella era la primera inventado los juegos en el patio lateral de la iglesia. Miren al cielo −decía, tambaleándose sobre la grama verde, mientras nubes blancas surcaban el espacio sideral.
Un día, luego de nuestras vacaciones escolares, ella desapareció por largo tiempo, nos dejó con sus recuerdos secuestrados, sin poder olvidar la nostalgia de las notas su canto. ¿Doña Gilda dónde está Roxana? −en vano le preguntábamos a su madre. Un día nos lo confesó su abuela Ambrosia con cuidado de no ser escuchada, y después de jurarle discreción eterna, retiró su lente de su cara y abrió sus ojos más de la normal y nos dijo: a la niña Roxana la casaron con la iglesia. Terminé convencido de que uno no se muere de espanto, nunca supimos la razón del tal castigo. Doña Gilda entonces se convirtió en la bruja de las peores pesadillas.
Varios años después regresó convertida en novicia, nunca vimos nada tan hermoso, pero su velo y su largo vestido, apagaron la razón de nuestras ilusiones juveniles. Luego de un largo tiempo, cuando ya no éramos tan inocentes, nos dijeron que una monja de ojos verdes, dirigía el colegio parroquial y que su nombre era Sol Roxana. De vez en cuando la veíamos rodeada de niños, y ella siempre nos regalaba una mirada reforzada por la magia de su sonrisa y la hermosura de sus labios.
Una tarde de sol radiante me encontré con ella, me llamó por mi nombre y me preguntó por mi madre. Noté algo diferente en ella, se había hecho dueña de una silueta de guitarra que sus hábitos no lograban ocultar. En un momento llegaron los muchachos y ella se vio muy feliz haciendo preguntas sobre el vecindario. Los niños que venían con ella se notaban desesperados por seguir el viaje hacia el parque infantil lo que apresuró la despedida, nos dio un beso a cada uno, mientras tomaba la cara en su delicada mano.

Fue la última vez que la vimos. Sor Roxana murió en un accidente automotriz tres meses después. Nosotros coincidimos ese día en la iglesia, sin que nadie nos lo indicara, miramos su cara iluminada por los lirios, con los ojos cerrados y en sus labios detenida una sonrisa que nos hizo creer que aún estaba viva. Después de tantos años aún recuerdo a esa niña que se hizo mujer en tan poco tiempo. La recuerdo cada vez que tomo en mi mano un clavel o mirando al cielo se me entrecruzan las nubes blancas.