Inquietudes, Conocimiento y Experiencias. Una publicación Aceda - Eramis Cruz *******

martes, 24 de abril de 2012

Los Hombres Ranas en la Revolución de Abril


Hugo Antonio Ysalguez

LOS HOMBRES RANAS CONTRA LOS YANQUIS EN 1965: Había estallado la revolución del 24 de abril de 1965. Un militar que más tarde tendría un papel estelar en aquel acontecimiento, almorzaba en un restaurante de la Avenida George Washington. Era el coronel Ramón Manuel Montés Arache, jefe del Cuerpo de Hombres Ranas de la Marina de Guerra Dominicana. El militar encamina sus pasos hacia la jefatura del Estado Mayor de la Marina de Guerra a recabar informes sobre lo que estaba aconteciendo en Santo Domingo y se le dice lo siguiente: Un grupo de oficiales ha hecho preso al jefe de Estado Mayor del Ejército e impera una situación anormal.

Se decreta el acuartelamiento de todo el personal de la Marina de Guerra. Al día siguiente el comodoro Francisco Javier Rivera Caminero ordenó al Coronel Montes Arache que se reportara a la base naval de las Calderas.

-Esa fue una medida antojadiza de Rivera Caminero porque en ese momento yo era jefe de artillería y defensa de costas. Esa medida de Rivera Caminero fue lo que me impulsó a unirme al bando constitucionalista y allí encuentro a mi amigo Caamaño y a un sinnúmero de hombres más que todos conocen-, confiesa Montes Arache.
Y agrega:
-Comunico mi decisión por la vía telefónica a Rivera Caminero. Le digo que dejaba de recibir órdenes de él por encontrarme en el sector de los llamados rebeldes.
Montes Arache se unió al movimiento solo. Ningún hombre rana lo siguió en el momento. El personal que dirigía Montes Arache tenía a su cargo la seguridad de la jefatura de Estado Mayor de la Marina.
-A mí me resulta fácil cualquier acción contra la seguridad de dicha instalación porque mis hombres estaban allí.

Al parecer, para cuidarse de cualquier tentativa de los hombres ranas que hacían guardia en la jefatura, éstos fueron envidos a altar mar en el buque BA-100-4.

El alto oficial dice:
-Esa misma tarde, los sargentos Quezada, Ureña, Santiago y Villanueva deciden hacerse cargo de la situación del buque y apresan a la tripulación. Los hombres ranas de alta mar coinciden en unirse a su jefe que estaba en el lado constitucionalista. Hicieron entrar a puerto al buque y desembarcaron por el muelle. Los reclutas que habían sido apresados fueron libertados.

Y añade:
-Una parte de la dotación que estaba de puesto en Sans Souci se unió a los otros compañeros atravesando el río Ozama a nado. El domingo a las ocho de la noche me encontré con la grata sorpresa de que todo el personal había dicho presente ante su comandante.
-Montes Arache insiste en afirmar que “fueron rencillas personales con Rivera Caminero lo que hizo que yo me pasara al lado de los constitucionalista.”

El alto militar siguió narrando:
-Luego que tenía todos los hombres ranas- un total de 46- me encontré con Caamaño y éste me explicó que los militares alzados querían hacer presión al Triunvirato para reponer en el poder al profesor Juan Bosch, derrocado en el año 1963.
El líder militar dice que el 25 de abril se movilizó mucho personal y tropas en forma desorganizada.
“El único grupo que tenía cohesión y dirección era los hombres ranas”, dice.
“Nosotros constituimos el núcleo principal de combate”, indicó.
Los hombres ranas, expertos en asuntos militares, ayudaron a la formación de comandos civiles.
Al hablar de los combates de los hombres ranas en la guerra de abril, Montes Arache expresa:
-El primer enfrentamiento nuestro fue cuando el desalojo de la Voz Dominicana que fue tomada por nosotros en una acción rápida. No hubo qué hacer. El 26 de Abril realizamos escaramuzas contra todos los recintos policiales que se habían opuesto al sector constitucionalista, operación que terminó con el resultado de que el único recinto en la ciudad que no fue tomado fue el Palacio de la Policía.

El oficial continuó diciendo:
-El 27 de abril las tropas de Wessin lanzan, en la noche, un ataque con 40 tanques y muchos militares. Allí es cuando se pone de manifiesto la capacidad de combate y entrenamiento de los hombres ranas. Un total de 14 tanques fueron capturados y otros tantos fueron destruidos, sufriendo las tropas del CEFA numerosas bajas.

El día 28 de abril llegaron los invasores norteamericanos y Montes Arache comienza a contar qué pasó en esos días:

-El día 29 de abril los norteamericanos establecieron el cordón de seguridad. Tuvimos un enfrentamiento con un grupo de soldados americanos y muere el primer teniente yanqui Ralph Brown. Este combate ocurrió frente a la Compañía Dominicana de Teléfonos. Los demás invasores fueron detenidos y desarmados. En este comando se capturó al primer vehículo norteamericano y las primeras armas de esta invasión. Esas armas se encuentran en un lugar del territorio nacional para ser entregadas en su momento oportuno al Museo de Historia.
Los invasores temían mucho a los hombres ranas, que vestían de negro traje de entrenamiento y para salidas de noche. Debido al éxito que los hombres ranas tuvieron en combate, una gran cantidad de combatientes usaron el uniforme negro.
“Por eso los norteamericanos veían hombres ranas por doquier y tomaban muchas precauciones cuando notaban la presencia de un hombre vestido de negro”, dice Montes Arache.

La pericia de los hombres ranas quedó demostrada cuando le quitaban a los americanos ametralladoras calibre 50 y otros pertrechos militares sin disparar ni un solo tiro.
Todas las mañanas, el coronel Montes Arache se vestía con la ropa kaki de militar e inspeccionaba los puestos de control de los norteamericanos.
Los yanquis me hacían el saludo correspondiente al rango de coronel de Marina de Guerra, afirma.
Y dijo:
-En una ocasión Francis Caamaño me llegó a prohibir que visitara los puestos de controles. Yo le dije a Caamaño que no podía prohibirme visitar la zona que bordeaba el llamado cordón de seguridad.
“Todas las mañanas, yo inspeccionaba las líneas de avanzada”, repitió.

Según Montes Arache, ningún hombre rana murió en combate. Uno murió en un accidente y 12 fueron asesinados a mansalva.
Durante la guerra, Montes Arache recibió un balazo en una mano cuando fue a imponer el orden en la parte alta de la ciudad donde una turba estaba saqueando en un establecimiento comercial.

“Recibí un golpetazo en la mano y luego me di cuenta que estaba herido de bala. De inmediato no pude curarme el dedo, el cual se me infectó. Recuerdo que el médico que me atendió dijo: Póngase duro, que aquí no hay anestesia”.

Al hablar de los momentos en que se vio cerca de la muerte, el alto oficial relató:
-Unos de esos momentos fue cuando el asalto al puente Duarte. Dos hombres que estaban detrás de mí cayeron abatidos con balazos en la cabeza. Uno de ellos era el teniente Bisonó. También una noche en que inspeccionaba las líneas norteamericanas nos emboscó un grupo de alrededor de 100 hombres. Nosotros éramos siete y pudimos salir del cerco con vida. Logramos evadir el cerco y pasar nuevamente a la zona constitucionalista sin una baja.

COMO NACIO EL CUERPO DE HOMBRES RANAS Y COMO DESAPARECIÓ
La creación de la Escuela de Comando de Hombres Ranas fue a fines del año 1957. Fue creada por disposición del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina. Se trataba de crear un grupo de hombres especializados, los cuales deberían reunir las siguientes condiciones.

1.- Saboteadores de instalaciones civiles y militares;
2.- Técnicos en explosivos;
3.- Técnicos en comunicación;
4.- Técnicos en demolición;
5.- Paracaidistas;
6.- Expertos en el manejo de todo tipo de armas y conocimiento y manejo de todos vehículos motorizados.

Además tenían que tener conocimiento básico de la formación del soldado de guerrilla y contra guerrilla.

Como jefe de la Escuela fue designado el capitán de navío Oscar Enrique Miguel Jacobo, quien a los tres meses solicita su traslado y es designado el entonces primer teniente Ramón Manuel Montes Arache.
Uno de los motivos que impulsaron a Trujillo a crear la Escuela de hombres Ranas fue su interés en atacar las instalaciones petroleras del Lago Maracaibo de Venezuela.
Era conocida la enemistad entre Trujillo y Rómulo Betancourt, quien era presidente del país suramericano.
Trujillo quería asestar un golpe a la economía venezolana a través del Cuerpo de Hombres Ranas.
El Comando de Hombres Ranas desapareció en el año 1966 luego del fracaso de la reintegración a los cuarteles de los militares constitucionalistas. De los hombres ranas sólo queda Montes Arache, un coronel activo, pero sin funciones militares.


domingo, 1 de abril de 2012

Panel reitera advertencia sobre la dictadura constitucional

31 de Marzo del 2012, 12:15 AM
SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- Cuatro miembros del grupo Ciudadanos y Ciudadanas por la Democracia reiteraron este viernes los peligros que encierra para la democracia la continuidad del Partido de la Liberación Dominicana en el poder.
En un panel televisado a través de CDN, Canal 37, el politólogo y abogado Pedro Catrain expuso las fuentes teóricas del concepto “dictadura constitucional” manejado por primera vez en el documento firmado por 57 intelectuales, profesionales, artistas y activistas sociales y publicado el pasado 4 de marzo.
Catrain explicó las características que definen a la dictadura constitucional, así como sus diferencias con las conocidas en el país, como la de Rafael Trujillo. Relevó que la dictadura constitucional, a diferencia de las tradicionales, nace y se desarrolla mediante los mecanismos y espacios de la democracia, los que finalmente vulnera.
Al referirse al riesgo que corre la democracia dominicana si se prolonga en el poder ejecutivo al PLD, definido como un partido-corporación dado su entramado de intereses de diversa índole, incluidos los económicos, Catrain resaltó que esto obliga a poner en pie un pacto político que en las elecciones del 20 de mayo conjure la amenaza.
En el panel, conducido por el periodista Ramón Colombo, la politóloga Olaya Dotel trasladó el concepto de “dictadura constitucional” a la realidad cotidiana de la sociedad, y le atribuyó ser un acto del poder hegemónico que se disfraza con la legalidad que viola.
Relevó Dotel que en la dictadura constitucional el Ejecutivo pierde su calidad de mediador para convertirse en competidor de la sociedad. Citó como ejemplo lo acontecido con la selección de las Altas Cortes, proceso en el cual el interés del presidente Leonel Fernández primó sobre los sociales. Hoy por hoy, dijo, las Altas Cortes están convertidas en garantes de la impunidad.
“Hablar de concentración de poder es hablar de exclusión”, ´precisó Dotel, quien afirmó también que en su ruptura con la sociedad civil el gobierno del presidente Leonel Fernández y del PLD ha optado por aliarse a los sectores más conservadores de los llamados poderes fácticos.
De su parte, la antropóloga Tahira Vargas remarcó que la realidad de la dictadura se concreta en la cotidianidad social, en la cual la relación entre la población y las autoridades está mediada por el miedo.
Citó como ejemplo el caso de los empleados de la administración pública, quienes se cohíben de expresar sus simpatías políticas opositoras por temor al despido y, además, son obligados a respaldar la candidatura oficialista a riesgo de perder el empleo.
Al referirse a los programas sociales, presentados por el gobierno como un indicador de la reducción de la pobreza, Vargas afirmó que, establecidos a través de redes clientelares, presentan los beneficios como una dádiva del gobierno y no como un derecho social.
Para el economista Miguel Ceara Hatton, el último de los expositores en intervenir en el panel, el crecimiento económico, exhibido por el gobierno peledeísta como su principal logro, no ha significado la inclusión social.
En su opinión, es necesario cambiar la lógica de la concentración del poder porque genera impunidad y porque impide a los diversos actores sociales participar en igualdad de condiciones en el diseño de las políticas públicas.
Ceara Hatton se encargó de desarrollar los seis puntos que propone Ciudadanos y Ciudadanas por la Democracia como principales del pacto democrático que proponen: combatir la corrupción y la impunidad, el 4% para la educación, reforma política, descentralización del Estado, seguridad ciudadana y crecimiento económico con equidad social.
El economista criticó también la concentración territorial de la riqueza y la explicó como el resultado de políticas de inversión que, ajenas a las necesidades y requerimientos de la población, son puestas al servicio de los proyectos particulares del presidente Fernández.
7dias.com.do


--
Publicado por GUASABARAeditor en GUASABARAeditor el 4/01/2012 05:14:00 AM