lunes, 25 de octubre de 2010

Cuerpo que está en actividad constante


ES EL PROCESO QUE USA EL ORGANISMO PARA OBTENER OPRODUCIR ENERGÍA POR MEDIO DE LOS ALIMENTOS QUE INGIERE EN EL DÍA

Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo

Como los albañiles mezclan agua, arena y cemento para obtener el concreto, el cuerpo humano toma de los alimentos los componentes que necesita para desarrollarse y subsistir.

Los principales nutrientes, que son los carbohidratos, las grasas y las proteínas, empiezan a transformarse con la masticación, la salivación y la deglución. En el estómago, los jugos gástricos entran en acción y el bolo alimenticio termina por deshacerse para pasar luego al intestino. ”rganos como el hígado y el páncreas segregan las sustancias que producen y el organismo absorbe los componentes que le serán útiles. El resto, los desechos, seguirá su curso por el intestino grueso y será expulsado.

Todo este proceso, mediante el cual el organismo actúa sobre los alimentos, absorbe aquello que necesita y deja salir lo que no necesita, es una muestra de la constante actividad interna desarrollada por el cuerpo y que se denomina metabolismo.

El metabolismo es un conjunto de cambios físicos y químicos que le permiten al organismo crecer y funcionar, dice la nutrióloga Taiana Ubiñas, quien afirma que estos procesos, que se producen constantemente desde el nacimiento, de forma simultánea en todo el organismo y que sólo se detienen con la muerte, tienen un “efecto directo” sobre el peso.

Metabolismo y peso
En las conversaciones comunes, el término metabolismo se emplea cuando sale a relucir el tema del peso. Es normal escuchar frases como ésta: “Yo como mucho y no engordo porque tengo un metabolismo muy activo”.

Y aunque afirmaciones de ese tipo tienen cierto porcentaje de verdad, la actividad metabólica no es el único factor que interviene en la definición del peso de una persona. La genética y la fisonomía hacen su parte.

“Pero ya en cuanto al metabolismo ñdice la nutrióloga Taiana Ubiñasñ es una realidad que aquellas personas que cuentan con un metabolismo activo están dentro de los parámetros de peso adecuados e incluso infrapeso dependiendo de la cantidad de actividades físicas que realicen, y los de metabolismo lento cursarán con algún grado de obesidad”.

Por eso, según la especialista, es de suma importancia saber cómo funciona la persona antes de someterla a un régimen alimenticio específico. La primera forma de determinarlo es hacer la historia clínica, por medio de la cual el médico indaga las razones que impiden al paciente subir o bajar de peso, según sea el caso.

“Ya determinado qué tipo de actividad metabólica tiene el paciente nos disponemos a organizar sus alimentos de forma balanceada y adecuada para que la baja o subida de peso sea productiva para él”, explica Ubiñas.

La glándula tiroides y el metabolismo
La glándula tiroides tiene una función vital para el sistema metabólico. Este orgánulo regula la fosforilación oxidativa, un proceso mediante el cual las células convierten la glucosa en energía.

A eso se debe que una persona con deficiencia en la tiroides se muestre cansada y sin fuerzas. “El metabolismo está disminuido”, dice el endocrinólogo Sócrates Mañón Alcántara, “no puede usar adecuadamente las calorías que le entran en forma de azúcar y transformarlas en energía para sentirse con fuerza”.

De esto se desprende que las personas con hipotiroidismo aumenten de peso; mientras que los pacientes con hipertiroidismo rebajan. Sin embargo, esta relación no es tan simple como decir: “Dos más dos son cuatro”.

“La mayor parte de las personas que tienen sobrepeso u obesidad no tienen problemas de la tiroides”, aclara Mañón Alcántara.

El principal desencadenante de la obesidad es la combinación de un aumento en la ingesta de alimentos y escasa o nula actividad física.

En ese caso ñcuando la persona presenta sobrepeso y la tiroides funciona normalmenteñ el médico no puede indicar medicamentos para la tiroides para ayudar al paciente a bajar de peso. Lo correcto es modificar su alimentación y su estilo de vida.

ACTIVANDO EL METABOLISMO
Vista la relación entre peso y metabolismo, muchos se preguntarán si se puede modificar este proceso. Y, de ser así, ¿cómo lograrlo? “El metabolismo se activa, no se modifica”, responde la nutrióloga Taiana Ubiñas, quien afirma que el secreto para lograrlo es aumentar la cantidad de veces que se ingieren alimentos y hacer ejercicio.

“Inmediatamente combinamos estos dos factores, tendremos una activación que se verá reflejada en una baja de peso”, agrega.

Al respecto, el endocrinólogo Sócrates Mañón Alcántara declara que hacer más comidas al día, siempre y cuando no se trate ni de comidas más copiosas ni dañinas, es beneficioso porque se rompen los largos baches de tiempo entre una comida y otra.

Entretanto, el ejercicio demanda más energía y quema de calorías, que no es otra cosa sino una activación del sistema metabólico.

Fuente Listin Diario: http://www.listin.com.do/la-vida/2010/10/24/163826/El-cuerpo-humano-es-una-maquina-que-esta-en-actividad-constante

Es mejor precaver que tener que lamentar

Estar atento, caminar de prisa, transmitir que vas para algún lado, son ingredientes para evitar ser víctima del crimen callejero. Los ...